Economía | Empresas

Naturgy continuará con sus inversiones pero congela la decisión del dividendo hasta la resolución de la OPA

La compañía da por hecho que el nuevo plan estratégico no se presentará hasta que se solucione la oferta de IFM

Francisco Reynés, presidente de Naturgy, durante la junta general de accionistas

Francisco Reynés, presidente de Naturgy, durante la junta general de accionistas Naturgy

Sin prisa, pero sin pausa. Francisco Reynés y el consejo de administración de Naturgy trabajan, dentro del contexto en el que lo pueden hacer por la entrada del fondo australiano IFM tras la OPA presentada en enero, para que los accionistas de la compañía no pierdan valor añadido a sus títulos por dicha circunstancia.

Por eso, la energética prevé acometer nuevas operaciones en el corto plazo. Incluso, en el período en el que el Gobierno dirime si la OPA presentada por IFM sale o no adelante. No obstante, y a pesar de que la prioridad es que las acciones que cotizan en el Ibex 35 sigan generando valor, el presidente de la compañía entiende que es necesario hibernar el nuevo plan estratégico que iba a presentar próximamente, pero que dicha operación ha frenado.

Precisamente, uno de los pilares en los que se apoyará el plan estratégico es el dividendo ya que no hay “estrategia sin dividendo”, según Reynés. La retribución al accionista debe ser sostenible: “El dividendo es uno de los pilares de la creación de valor para el accionista”.

Pero, en período de aprobación de la OPA, la nueva retribución deberá esperar ya que, “es lógico que se espere a la resolución” para trazar la nueva estrategia, según apuntan fuentes de la compañía. En este sentido, el fondo también aboga por apoyar una política de dividendos sostenibles y mantener la compañía cotizada y con sede social en España. 

Con todo, Reynés aseveró que “teniendo en cuenta todas las circunstancias, internas y externas”, Naturgy “propondrá un plan estratégico en el que el dividendo formará parte del mismo con una visibilidad más allá de 2022 y tendrá en cuenta las consideraciones del entorno”. La compañía entiende que adelantar esta cifra no tiene sentido, “porque es adelantar una de las claves del plan estratégico que debe tener el visto bueno del consejo”. 

A pesar de que se retrasa el lanzamiento de la nueva estrategia de la hoja de ruta por la posible incursión de IFM al consejo de administración, fuentes cercanas al fondo de inversión revelan que no tiene información del nuevo plan estratégico. Algo que confirman también fuentes de Naturgy, que explican que “en ningún caso IFM ha conocido o ha puesto condiciones a la nueva estrategia para iniciar o continuar su oferta”. 

10.000 millones para poder invertir

Aunque el plan estratégico esté congelado, Reynés no cierra la puerta para acometer inversiones y adquisiciones. Naturgy, de acuerdo a las palabras de su presidente, tiene una liquidez total de, aproximadamente, 10.000 millones de euros. 

De hecho, Reynés explicó durante la junta de accionistas que la empresa va a recibir durante los próximos días los fondos procedentes de su desinversión en la planta egipcia de Damietta, que alcanzan los 600 millones de euros.

A esta cantidad hay que añadir las plusvalías de unos 400 millones de euros de la venta de CGE en Chile que se recibirán en este primer semestre de 2020.

Por tanto, Reynés apuntó que la energética contará con una liquidez de más de 10.000 millones con la que podría realizar inversiones durante este periodo. “Podríamos realizar adquisiciones por este valor, pero no lo haremos porque tenemos una visión de sostenibilidad, pero no cerramos las puertas a nuevas compras e inversiones”, dijo.

Además, estimó que las  inversiones en renovables durante 2021 pueden rondar los 1.000 millones de euros, concentrándose principalmente en España, en Estados Unidos (donde acaba de adquirir la compañía Hamel Renewables) y en Australia, donde es ya el mayor operador extranjero.

Te puede interesar

Comentar ()