Economía | Empresas

Naturgy comienza el año con ganancias de 323 millones tras la venta de Unión Fenosa Gas

La empresa energética contrae una deuda de más de 13.000 millones de euros

Fachada de la sede central de Naturgy, en Madrid

Oficina de Naturgy ubicada en la capital, Madrid EP

Naturgy ha presentado este miércoles los resultados pertenecientes al primer trimestre de 2021 con ganancias de 323 millones de euros, un 92% más que el año anterior. Estos resultados recogen la actividad de la energética una vez que IFM lanzó una oferta de adquisición de acciones por el 22,7% y tras la resolución amistosa de las disputas de Unión Fenosa Gas en Egipto.

En la actualidad, el proceso de venta está en manos del Gobierno que está estudiando la documentación presentada por el fondo de inversión australiano para dar luz verde o no a dicha operación. 

El acuerdo amistoso citado anteriormente valoró el 100% de la venta de Unión Fenosa Gas en unos 1.500 millones de dólares, de los que 1.200 millones corresponden a sus activos egipcios (incluidos los procedimientos legales pendientes) y los 300 millones dólares restantes a los activos fuera de Egipto.

La empresa ya ha recibido parte de dichos pagos y se tratan de unos 600 millones de dólares, así como la mayoría de los activos fuera de Egipto -excluidas las actividades comerciales de UFG en España-, que tuvo un impacto positivo no ordinario de 65 millones de euros en ganancias.

La compañía, en este sentido, señala que terminó su contrato de aprovisionamiento de gas que finalizaba en 2029, a la vez que mantiene su contrato con Omán que expira en 2025. Se trata de un paso importante para reducir la exposición de la compañía a las compras de gas y se resuelve una compleja situación que se había prolongado desde 2012. 

Por su parte, el Ebitda, que refleja la actividad ordinaria de la empresa, ascendió hasta los 982 millones de euro. Si se excluyen extraordinarios, las ganancias netas de la organización hubieran sido de 323 millones, el 3,23% más.

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés, señaló “la capacidad de la compañía para lograr resultados y crear valor en el día a día a pesar del contexto. Nuestra actividad lleva a posicionarnos como un agente activo en la transición energética que quiere contribuir a la recuperación económica, en línea con nuestro compromiso con la sociedad. Naturgy está inmersa en una profunda transformación, necesaria en el actual entorno, que nos obliga anticiparnos a los retos que plantea el sector”.

Por otra parte, respecto a las inversiones totales de la compañía, durante el primer trimestre del año ascendieron hasta los 196 millones de euros, lo que se traduce en un 2,5% menos que el año anterior debido a «una mayor optimización del mantenimiento y al efecto de las divisas».

En cuanto a la deuda, Naturgy asciende a cierre de 31 de marzo un total de 13.597 millones de euros, unas cifras muy similares al cierre anual de 2020 ya que todavía no se han descontado los ingresos antes de impuestos de 2.500 millones previstos por la venta de CGE en Chile.

Comentar ()