El director general de Tráfico, Pere Navarro, se ha mostrado partidario este miércoles del peaje en todas las autovías, como estudia el Gobierno y como ocurre en todos los países europeos para pagar su conservación y mantenimiento. «El que lo usa lo paga», ha enfatizado.

Unas manifestaciones que ha realizado en respuesta a los grupos parlamentarios durante su comparecencia en la Comisión de Interior del Senado para abordar las reformas previstas en materia de seguridad vial y que ha comenzado así: «Soy Pere Navarro, director general de Tráfico, y estoy vacunado», informa Efe.

Navarro ha insistido en que la conservación y mantenimiento de autovías y autopistas no se puede pagar con los Presupuesto Generales del Estado, y ha recordado que cuando alguien viaja en tren, paga el billete.

El Ejecutivo calcula que en 2024 se podría implantar un sistema de pago por uso en de esa red de carreteras, buscando un acuerdo social y político, según recoge en el Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia.

Para el responsable de la DGT se trata de «un tema de Estado» en el que hay que «poner el cascabel al gato». En su opinión, imponer un peaje en las vías de alta capacidad no va a obligar al conductor a desviarse a las carreteras convencionales, que ya nadie utiliza para viajes largo, ha dicho.

Se trata de «un tema de Estado» en el que hay que «poner el cascabel al gato», ha asegurado Pere Navarro

Durante su primera intervención, Navarro ha recalcado que los esfuerzos de su departamento se dirigen a la protección de los usuarios vulnerables (peatones, ciclistas y motoristas) y a actuar en las carreteras convencionales, que soportan el 70 % de los muertos en carretera.

En cuanto a los patinetes, que «se han consolidado como un actor más en la movilidad en las ciudades», ha explicado que se está trabajando para establecer las características técnicas y el código QR que todos tendrán que llevar para evitar que entren de otros países vehículos que no cumplan las condiciones de seguridad exigidas en España.

Navarro ha reconocido que en el tema del patinete tiene la «presión» de los ayuntamientos para poner en marcha un fase 2, referida a la regulación del uso del casco o el seguro, que se van a abordar próximamente.

El director de Tráfico ha recordado que existe un Ministerio de movilidad, en consonancia con los demás países europeos, que está trabajando en la estrategia española de movilidad y, a continuación, llegará la ley de movilidad. «Nos hemos puesto las pilas», ha reconocido.

Ha insistido en el impulso que se quiere dar a la formación en seguridad vial y, en este sentido, ha apuntado que se está trabajando en una asignatura que se llamará Aprender a ir en bicicleta, para llevarla a las escuelas y que contará con 3 módulos (normativa, destreza y circulación), iniciativa que se ha copiado de Alemania y Portugal.

Respecto al traspaso a Navarra de las competencias de Tráfico, el director de la DGT ha asegurado que «está todo preparado» y ha aprovechado para aconsejar que se abra una reflexión con lo que se pide por parte de los comunidades autónomas.

Es necesario, a su juicio, hacer un esfuerzo para «evitar que cuando alguien tiene problemas, pida la transferencia. Toca sentarse y hacer que funcione» el sistema autonómico, que ya está «superconsolidado».