Economía

La pandemia hace caer la producción de la industria alimentaria por primera vez en seis años

Las mayores pérdidas se anotan especialmente en los productos más ligados al turismo y a la hostelería. El incremento de las exportaciones permite amortiguar la caída

Tren de embotellado de la fábrica de cerveza artesanal 'La Virgen', en Las Rozas (Madrid, España), a 9 de noviembre de 2019. 08 noviembre 2019, alcohol, bebidas alcohólicas Ricardo Rubio / Europa Press (Foto de ARCHIVO) 8/11/2019

La industria alimentaria ha conseguido sortear la crisis sanitaria mejor que otros sectores, pero no ha logrado librarse de los efectos de la pandemia. Pese al repunte del consumo en los hogares, su facturación cayó un 5,3% durante 2020.

Según el informe anual de la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), la producción real del sector ha sumado 129.854 millones de euros; un retroceso que pone punto y final a seis años de crecimiento continuado.

La patronal señala las restricciones impuestas en el sector de la hostelería y a la paralización de la actividad turística como un lastre a la producción de la industria alimentaria. Sin embargo, el sector ha conseguido mantener su caída por debajo de la media de la economía en su conjunto (11%).

Las mayores pérdidas se anotan de manera señalada en los productos más ligados al turismo y a la hostelería y no han podido ser amortiguadas por el incremento del 16,15% de la demanda en las casas. El alza doméstica no logró compensar las caídas provocadas por el cierre de bares y restaurantes y el frenazo turístico que ahora empieza a recuperarse.

Lo que también crecieron fueron las exportaciones, con un repunte del 4,4%, hasta los 33.945 millones de euros respecto a 2019. Especial importancia tiene en este ámbito el aumento de la demanda de productos cárnicos por parte de China, que en la clasificación general se sitúa como segundo socio comercial de España.

Al margen del efecto coyuntural de la demanda del gigante asiático, «las exportaciones de alimentos y bebidas españoles sí acusan las restricciones a la movilidad y la adaptación de la actividad internacional al nuevo contexto, así como los escenarios de incertidumbre que han seguido marcados por el brexit y el impacto ocasionado por los aranceles estadounidenses», remarca el informe.

Pérdida de empresas

Por otro lado, se han perdido unas 200 empresas dentro del tejido industrial de la alimentación y bebidas con respecto a 2019, afectando sobre todo a pequeñas compañías. A nivel de empleo, la cifra de afiliados a la Seguridad Social cayó un 1,1%, con 431.800 trabajadores directos.

Asimismo, el informe destaca una evolución muy favorable en la recuperación de trabajadores de los ERTE, con una reducción del 82,8% de los empleados protegidos por dicho mecanismo entre mayo y diciembre. En mayo se acogieron 37.675 trabajadores de la industria de la alimentación y 8.547 del segmento de bebidas. Actualmente quedan unos 8.000 trabajadores acogidos a un ERTE.

Por otro lado, la industria de alimentación y bebidas ha pedido al Ejecutivo que se acelere el ritmo de vacunación y confían en poder ayudar con la vacunación de los trabajadores de la industria a través de las mutuas, tras el acuerdo entre la CEOE y el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Te puede interesar

Comentar ()