Economía

Eroski pierde 77 millones en 2020, pero logra reducir su deuda en 140 millones

Las ventas totales crecieron un 2,1%, hasta los 5.377 millones, pero los ajustes por la pandemia dejan un resultado negativo. El grupo cerró el ejercicio con el mejor resultado operativo de los últimos doce años

Eroski sucumbe a la presión de Mercadona.

Tienda de Eroski en la localidad cántabra de Torrelavega. Eroski

El grupo Eroski registró unas pérdidas de 77 millones de euros en 2020, por las dotaciones extraordinarias en un ajuste más «prudente» de sus activos consolidados. Según ha trasladado el grupo vasco de distribución a la CNMV, su resultado bruto de explotación (ebitda) se incrementó un 26%, hasta los 330 millones y el resultado operativo mejoró un 30,2%, hasta los 252 millones. Esto le convierte en el mejor de los últimos doce años.

Por su parte, el grupo mantuvo la senda de reducción de su deuda financiera, que en 2009 se situó por encima de los 3.400 millones tras la compra de Caprabo. El pasado ejercicio logró rebajarla en 140 millones. El grupo “ahora se encuentra en condiciones de abordar el fin de una etapa de exceso de deuda y prevemos alcanzar niveles de normalidad en nuestra deuda financiera neta al final de 2021”, ha afirmado el presidente de Eroski, Agustín Markaide.

Asimismo, en el primer año de la pandemia, las ventas totales aumentaron un 2,1 %, hasta los 5.337 millones. Gracias a la parte de alimentación de su negocio, Eroski logró compensar las bajadas en otros ámbitos más afectados por las restricciones como los viajes, las gasolineras o el deporte.  

El ajuste de valor de los activos de sus participadas fue de 195 millones de euros, por «una valoración más prudente a las proyecciones futuras de los negocios». La tenedora de las participaciones en las sociedades cuyas valoraciones se han revisado (Eroski S.COOP) se ha visto más afectada con un resultado negativo de 442 millones de euros.

Valoración «más prudente»

“Estimamos que la valoración de los riesgos empresariales debe ser más prudente, especialmente cuando estamos atravesando una pandemia que nos ha sorprendido a todos por su velocidad e impacto. Esto nos ha llevado a ser más precavidos al valorar los activos que se evalúan según las proyecciones futuras”, ha dicho Markaide.

A pesar de las dificultades generadas por la pandemia, el grupo inauguró el pasado ejercicio más de 70 tiendas, entre propias y franquiciadas. Sin embargo, disminuyó su superficie comercial total en 40.000 metros cuadrados (-3,5%) como consecuencia de la reducción de su presencia con hipermercados fuera de la zona norte. En esta última concentró la transformación de su red, con 92 tiendas reformadas.

“Estamos al final de una etapa para Eroski y al nacimiento de otra. La etapa que se termina se ha caracterizado por una importante reconversión que le ha llevado a la mitad de la dimensión que tuvo en 2008 y Eroski está hoy más fuerte que nunca”, ha señalado Markaide.

Dentro del campo de las operaciones, Eroski vendió una cartera de 27 inmuebles para destinarlos al alquiler con el fondo internacional REIT W. P. Carey por 85,5 millones e incorporó como socio en sus negocios en Cataluña (Caprabo) y Baleares a EP Corporate Group.

Eroski constituye el primer grupo de distribución de carácter cooperativo de España, con especial implantación en la zona norte del mercado español que aúna las regiones de Galicia, País Vasco, Navarra, Cataluña y Baleares. En total, cuenta con 1.624 establecimientos, entre supermercados, hipermercados y cash & carry; además de gasolineras, ópticas, oficinas de viajes y tiendas de equipamiento deportivo.

Comentar ()