Economía | Finanzas

Botín defiende que el consejo del Banco Santander nunca cerró el fichaje de Orcel con un contrato

Ana Patricia Botín y Andrea Orcel, en el juzgado.

Ana Patricia Botín y Andrea Orcel, en el juzgado. EFE

Se aprobó una carta oferta, pero estaba sujeta a condiciones. Así ha defendido la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, que el consejo de administración de la entidad nunca ratificó el fichaje de Andrea Orcel, como consejero delegado. Botín ha justificado que el documento estaba sujeto a la renuncia de Orcel en UBS, así como la cifra del buy out.

«Nunca he visto un contrato de servicio donde pongamos una cifra máxima. Se pone una cifra máxima porque no teníamos suficiente información», ha señalado Botín.

La cifra a la que hace referencia es el buy out, el bonus que Andrea Orcel podía percibir de UBS con su salida del banco de inversión. Santander asumía que había discrepancias sobre esas cuantías y quién debía pagarlas y por ello, Orcel se comprometía a intentar reducir al máximo la cifra.

«La cantidad máxima era un importe a negociar entre las partes, era un máximo de 35 millones, pero era una cantidad que tenía que negociarse con la expectativa del consejo y el comité de remuneraciones», ha explicado Botín ante las preguntas del abogado de Orcel.

Ambos banqueros se han visto las caras en los juzgados de Plaza de Castilla en Madrid, donde se ha celebrado la vista oral de la causa de Orcel contra el banco por el fichaje frustrado de este como consejero delegado. El banquero, que ha sido nombrado consejero delegado de Unicredit, ha viajado a Madrid para escuchar las palabras de Botín.

Después de las preguntas a la presidenta del Banco Santander la vista ha quedado suspendida para que los testigos, el exdirector de Recursos Humanos del Santander, Roberto di Bernardini, el director global de compensaciones de UBS, Mark Shelton y el presidente de UBS, Axel Weber puedan asistir de forma presencial en una nueva fecha. Los directivos de UBS intentaron poder testificar de forma online pero el juez ha insistido en que acudan a Madrid.

Comentar ()