Economía

El Banco de España mejora su previsión de crecimiento, pero sigue alertando de la incertidumbre

La economía crecerá un 6,2% este año, dos décimas más que lo estimado en marzo | Hasta el último trimestre de 2022 no se recuperarán los niveles prepandemia

Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España.

Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España. EP

El Banco de España ha mejorado su previsión de crecimiento del PIB español y ahora estima que la economía crezca un 6,2% a lo largo del año, algo por encima de su último cálculo, de marzo, que apuntaba al 6,0%, según ha hecho público este lunes, cuando ha publicado su Informe Trimestral de la Economía Española.

La economía española volvería a crecer con fuerza después del «contratiempo» del primer trimestre, cuando se contrajo tanto por la situación sanitaria como por la borrasca Filomena. El supervisor atribuye este cambio a la mejora de los indicadores y al incremento de la afiliación a la Seguridad Social, así como al mayor gasto de los hogares, impulsado por la mayor confianza a raíz de la reducción de las medidas sanitarias y el progreso de la campaña de vacunación.

Aun así, recalca que la incertidumbre sigue reinando y puede hacer variar en gran medida sus cifras. En el peor de los casos, el Banco de España apunta que la economía crecería un 4,6% (bastante por encima del 3,2% previsto en marzo), mientras que en el mejor lo haría un 6,8% (bastante por debajo del 7,5% estimado en marzo).

«De cara al verano, la intensidad y el calendario preciso del repunte de la actividad siguen dependiendo, de modo crucial, de la evolución de la pandemia, del progreso en la campaña de vacunación y de la subsiguiente relajación de las medidas de contención», reza el informe, algo que ha recalcado Óscar Arce, el director general de Economía y Estadística del Banco de España, durante su presentación.

En el segundo trimestre de este año, espera que el PIB crezca un 2,2% tras la caída del 0,5% del trimestre pasado. El supervisor también mejora sus previsiones de cara a 2022, cuyo crecimiento cifra en el 5,8% (frente al 5,3% que estimaba en marzo), y a 2023, en el 1,8% (antes, en el 1,7%).

Asimismo, Arce ha apuntado que, según los cálculos del Banco, todo apunta a que España recupere los niveles de PIB prepandemia a finales de 2022 (1,9%), y mantendrá esas cifras a finales del 2023, aunque también sobre esta previsión pesa un alto grado de incertidumbre. «Lógicamente está sujeto a una incertidumbre considerable, puede ser perfectamente un trimestre antes o uno después», ha explicado.

Algunos de los riesgos tienen que ver con la evolución de la pandemia, si se dan brotes en lugares donde el proceso de vacunación va más retrasado o si aparecen cepas más contagiosas, o también con cómo evolucione el gasto de la bolsa de ahorro acumulada durante los meses de restricciones y con la recuperación del turismo.

Este verano las exportaciones del turismo alcanzarán el 50% de los niveles de 2019, en el mismo periodo, lo que también ha impulsado la mejora de las estimaciones. A ese dato ayuda que el 70% de la población española estará vacunada a finales de agosto y podrán darse más pasos de cara al levantamiento de restricciones.

A nivel de la zona euro, el Banco de España prevé que el PIB crezca un 4,6% y un 4,7% en 2021 y en 2022, respectivamente, lo que en ambos casos supone una mejora de casi un punto con respecto a las proyecciones de marzo.

Inflación y paro

En cuanto a la inflación, el supervisor cree que cerrará el año subiendo un 1,9% antes de volver a niveles más moderados en 2022, cuando la sitúa en el 1,2%, mismo nivel que estima para 2023.

También prevé que paro se reduzca frente a lo que esperaba hace unos meses: en el conjunto de 2021, prevé que la tasa de desempleados se sitúe en el 15,6% (en marzo la situaba en el 17%); en 2022, en el 14,7% (frente a 15,1%); en 2023, en el 13,7% (frente a 14,1%).

«Esta recuperación del empleo permitiría reducir el desempleo, hasta situarse por debajo de los niveles pre-pandemia desde finales de 2022», ha recogido el supervisor.

Del lado del déficit público, este quedará en 2021 en el 8,2% del PIB y se estabilizará en torno al 4,9% en 2022 y al 4,3% en 2023. La deuda superará el 120% del PIB este año (120,1%), mientras que bajará al 117,9% en 2022, volviendo a subir ligeramente al 118% en 2023.

Te puede interesar

Comentar ()