La Comisión Europea ha aprobado el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno español, como han anunciado de forma conjunta Pedro Sánchez y la presidenta del organismo comunitario, Ursula von der Leyen, este miércoles en Madrid. La primera parte de estos fondos, 9.000 millones de euros, llegará a España en julio.

«Me complace anunciar que la Comisión Europea da luz verde al Plan de Recuperación de España (…). Hoy podemos empezar a mirar el futuro con mucha esperanza, con mucha confianza», ha asegurado von der Leyen, insistiendo en que este programa es «el mayor Plan de Recuperación de la historia de Europa» y que supone «una respuesta excepcional a una crisis excepcional» como ha sido la pandemia del coronavirus.

La presidenta asimismo ha subrayado que Bruselas ha aprobado el proyecto buscando que la economía española se haga más verde y digital, se reduzca el desempleo juvenil, y, en general, se fortalezca la recuperación del país gracias a que aporta detalles sobre cómo España llevará a cabo las medidas exigidas.

Sánchez ha incidido en que el Plan que contiene las reformas e inversiones que garantizarán la llegada de los fondos europeos ha supuesto una «enorme labor de coordinación con la implicación de múltiples ministerios» y también ha resaltado que los fondos «abren la puerta a una nueva forma de entender la Unión y de cooperar unidos». «Tenemos una enorme oportunidad de modernizar nuestro país para las próximas generaciones. Vamos a centrar todas nuestras energías en cumplirlo año a año», ha reforzado.

También ha anunciado que en el mes de julio se celebrará una conferencia de presidentes autonómicos para explicar todos los detalles y resolver «todas las dudas que puedan tener los gobiernos autonómicos para que este plan se pueda realizar en los próximos años».

La aprobación del Plan garantiza el desembolso de los primeros 9.000 millones que llegarán en forma de anticipo en el mes de julio, ha apuntado von der Leyen, a los que se sumarán otros 10.000 antes de que termine el año (19.000 millones en total, algo menos de los 27.000 que se previeron al principio). Pero, en adelante, España deberá ir cumpliendo una serie de objetivos para acceder al resto de los fondos.

Ahora, Bruselas abre un plazo de 4 semanas para que el plan español reciba también el visto bueno del resto de Estados miembros. En total, a España le corresponden unos 140.000 millones de euros del fondo de recuperación de 800.000 millones con el que la UE quiere sacar a las economías europeas de la crisis provocada por la pandemia y al mismo tiempo acelerar las transiciones verde y digital.

Por el momento, España solo ha solicitado los 69.500 millones que llegarán en forma de subvenciones y ha dejado para más adelante la parte de préstamos a devolver.