Economía | Finanzas

CaixaBank comienza a informar del plan de recolocaciones sin concluir la negociación del ERE

Los sindicatos consideran que esto deslegitima la negociación

El logo de CaixaBank en las torres Kio de Madrid.

Jesús Hellín / Europa Press

CaixaBank ya ha abierto un punto de información sobre el plan de recolocaciones que pondrá en marcha dentro del expediente de regulación de empleo (ERE). Según ha podido saber este periódico, los empleados del banco tienen disponible a través de la intranet el acceso a la información relativa al plan, así como dos teléfonos de contacto y un correo electrónico en el que resolver dudas.

Se trata de un paso que ha sorprendido y molestado a los sindicatos, ya que dirección y representantes de los trabajadores continúan con las negociaciones del ERE y consideran que esta comunicación interna del plan deslegitima la negociación.

El compromiso de la entidad pasa porque todas las personas que sean despedidas tras la reestructuración encuentren un nuevo camino profesional, ya sea a través de un contrato indefinido o impulsando proyectos profesionales como autónomos. Fuentes del banco explican que se trata de un plan muy amplio en el que se va a ayudar a los trabajadores a “definir su trayectoria profesional” y por ello, han querido avanzar su información.

Aunque fuentes financieras apuntan que puede ser habitual que estos planes se comuniquen en mitad de las negociaciones, los representantes de los trabajadores consultados consideran que “no es habitual” y que no entienden “los motivos” de CaixaBank.

Según ha podido saber este periódico, los sindicatos pidieron explicaciones a la dirección en la mesa de negociación que se celebró este miércoles.

Fuentes de CaixaBank añaden que se ha creído “conveniente” avanzar la información “lo antes posible dada la amplitud del plan, muy superior a lo que establece la ley y con un fuerte componente de orientación general de la persona hacia un nuevo proyecto profesional”.

Plan de recolocación

CaixaBank anunció en mayo que contaría con McKinsey y con LHH (Grupo Adecco) para reubicar a los empleados afectados por el ERE. Si bien es cierto que la ley obliga a las empresas que lleven a cabo despidos colectivos de más de 50 trabajadores a ofrecer un plan de recolocación, desde el banco defienden que su iniciativa va más allá.

De hecho, según fuentes del banco, se ha abierto la posibilidad de que los trabajadores trasladen a familiares de primer grado las opciones del plan de recolocación. Así, un empleado de CaixaBank podría ofrecer a su pareja o a alguno de sus hijos la posibilidad de asesoramiento y de búsqueda de empleo que abre el plan.

La entidad informó de que la propuesta incluye desde un plan de consultoría ilimitado hasta sesiones de coaching y una amplísima oferta de formación, con acceso a más de 16.000 cursos de la plataforma internacional de LHH para la adquisición de nuevas competencias y la recapacitación, cuando sea necesario, hacia perfiles más cercanos a las nuevas demandas laborales. El plan de formación podrá completarse con otro tipo de cursos cuando estos sean recomendables para potenciar el proyecto laboral que desea emprender el empleado. Igualmente, los miembros del programa recibirán ayuda y asesoramiento para reforzar su marca personal y su visibilidad en redes sociales y foros relevantes para su especialidad.

Negociaciones

En la última reunión, celebrada este miércoles, CaixaBank ha abierto la puerta a flexibilizar las salidas para aumentar la voluntariedad del expediente de regulación de empleo. El banco ha propuesto cupos máximos de salidas por tramos de edad o la incorporación de criterios de prelación que ordenen qué personas tendrían prioridad a la hora de aceptar su solicitud de baja voluntaria. Este tipo de medidas serían alternativas a la limitación del porcentaje de salidas de mayores de 50 años al 60% del total.

Pese a esta propuesta, los sindicatos mantienen la huelga convocada para el 22 de junio, cuando se volverá a reunir la mesa negociadora. Los representantes de los trabajadores consideran que el ERE sigue incluyendo “forzosidad”, una línea roja para la negociación.

Te puede interesar

Comentar ()