Economía | Finanzas

Las consultoras buscarán recolocar a los despidos de BBVA y CaixaBank en finanzas y seguros

Ambos bancos están en plena negociación de los expedientes de regulación de empleo que acometerán en los próximos meses

Oficina de BBVA

Oficina de BBVA

Los expedientes de regulación de empleo (ERE) que negocian CaixaBank y BBVA con los representantes de los trabajadores se saldarán con miles de banqueros en busca de empleo. Además de las indemnizaciones, ambas entidades ya han anunciado que contarán con la ayuda de consultoras para la recolocación de todos los afectados por los expedientes, algo a lo que están obligados por ley.

CaixaBank ha elegido a McKinsey y a LHH y BBVA se apoyará en Randstad para conseguir que los empleados que salgan de sendas entidades encuentren un nuevo trabajo lo antes posible. La formación de estos perfiles, así como la experiencia en los bancos, las competencias digitales y la cartera de clientes son algunas de las características que otros sectores pueden valorar de estas personas, según explica Natalia March, directora de operaciones de LHH a El Independiente.

Por ello, el “principal demandante de estos perfiles” es el sector asegurador. March cree que además, el sector financiero puede ofrecer otras oportunidades a las personas que pierdan su trabajo en estas reestructuraciones, por ejemplo, en aquellas empresas “especializadas en banca digital, fintech, entidades financieras de crédito y consultoras financieras”. De hecho, el sector financiero y la banca recuperan el 50% del empleo que destruyen con planes de recolocación, según un informe de LHH.

March añade que aquellos perfiles “de estructura” que trabajen en departamentos del banco que no estén dedicados en exclusiva al negocio bancario, sino que desarrollen su actividad en los departamentos de marketing, recursos humanos, calidad o tecnología son “perfiles con mayor transferibilidad hacia cualquier otro sector”. El motivo es que sus “competencias no están tan ligadas al sector bancario”.

Habilidades sociales

Además de las habilidades técnicas mencionadas anteriormente, la directora de operaciones de LHH cree que la alta capacidad de comunicación, la orientación a resultados, la proactividad comercial y la capacidad de adaptación son algunas de las competencias sociales que hacen interesantes a los perfiles de la banca para otros sectores.

Con todo, March explica que para que todos los trabajadores puedan reincorporarse al mercado laboral será necesario que actualicen su formación. “Ahora mismo se requiere fundamentalmente altas competencias digitales relacionadas con Big Data, SAP, Software Analytics, etcétera”, añade.

Tipo de contrato

Por otra parte, señala que la contratación en modalidad mercantil “es una realidad dentro del sector financiero en nuestro país, ya que podemos constatar que más del 50% de vacantes ofrecen esta modalidad de contratación”.

Cabe señalar que el sector asegurador tiene una red comercial diversa que incluye desde empleados de las aseguradoras a franquiciados que trabajan como autónomos y que comercializan pólizas de una o diversas compañías. En este sentido, aunque es cierto que puede ser un sector en el que los banqueros encuentren un nuevo camino profesional, fuentes del sector señalan que no necesariamente lo harán contratados por una compañía aseguradora.

Fuentes de Unespa añaden que las aseguradoras mantienen una plantilla estable de unas 50.000 personas aproximadamente y que «no ha tenido grandes variaciones» a lo largo de los años. En este sentido, explican que la masa laboral de estas empresas no está en la red comercial, donde hay diferentes realidades profesionales, como se apuntaba anteriormente. Sobre la situación actual del empleo en las aseguradoras explican que se está manteniendo.

Paros convocados

Esta semana continúan las negociaciones entre las direcciones de BBVA y CaixaBank y los sindicatos. Además, los representantes de los trabajadores han convocado paros e incluso una huelga, en el caso de la entidad que dirige Onur Genç, para el próximo miércoles, 26 de mayo.

En la última reunión, BBVA mejoró las condiciones ofrecidas y puso sobre la mesa prejubilaciones a partir de los 52 años, así como primas para las salidas voluntarias. Con todo, la intención de la entidad es la de culminar este proceso con 3.448 salidas, tras recolocar a unos 350 afectados por el ERE en el banco.

En el caso de CaixaBank, el ERE planteado supondría el despido de 7.791 empleados, tras la recolocación de 500 empleados en filiales del grupo.

Te puede interesar

Comentar ()