Varios sectores profesionales del transporte reclaman al departamento que dirige José Luis Ábalos que incremente el grado de independencia del que gozará la nueva autoridad para la investigación técnica de accidentes en la que trabaja actualmente el Gobierno y cuyo anteproyecto de ley se encuentra en proceso de información pública.

Hace un par de semanas que el Ministerio de Transportes y Movilidad publicó el texto legal con el que pretende aunar en una sola las distintas comisiones de investigación sobre accidentes en el transporte que existen en la actualidad.

Aunque los sectores implicados dicen recibir el proyecto de forma «positiva», la Plataforma por la Seguridad en el Transporte -donde se integran diferentes sindicatos de pilotos, controladores, marinos mercantes y maquinistas de tren- exige profundizar aún más en la separación entre el futuro organismo y la Administración General del Estado.

El hecho de que ‘cuelgue’ -aunque sea meramente a efectos organizativos y presupuestarios de un Ministerio- no termina de convencer a los representantes de los sindicatos Semaf, Usca, Sepla, ni al Colegio de Oficiales de la Marina Mercante (Comme). Tampoco a la asociación de afectados del Vuelo JK5022.

En este sentido, los distintos colectivos creen que la autoridad de investigación «no puede depender de una de las partes implicadas en el accidente». «Hay que aprovechar para dotar a esta comisión para poder investigar de forma independiente y autónoma todos los accidentes que puedan ocurrir en el sector del transporte», asegura Juan Jesús Fraile, secretario general del Semaf.

No puede ser más de lo mismo, no podemos cometer los mismos errores; tiene que ser independiente jerárquicamente»

«La autoridad no puede ser más de lo mismo, no podemos cometer los mismos errores que había antes; tiene que ser independiente jerárquicamente», remarca Pedro Gragera, presidente de USCA (Unión Sindical de Controladores Aéreos). «No puede depender del Ministerio una comisión que ha de investigar accidentes; tenemos que copiar lo que hay en otros sitios, que dependa del legislativo», insiste.

En este sentido, la presidenta de la Asociación de Víctimas del accidente en el vuelo de Spanair, Pilar Vera, ha recordado durante una rueda de prensa este jueves la recomendación séptima del dictamen de conclusiones de la comisión de investigación que se desarrolló en el Congreso sobre el siniestro acaecido en 2008.

En esta última se solicitaba que, para asegurar la independencia de la nueva autoridad en la que trabaja la cartera de Transportes, se incluyese «una fórmula que desvinculase a la autoridad de su dependencia funcional y jerárquica, arbitrando la dependencia de las Cortes Generales y estando formada por técnicos especializados».

«El modelo que recoge este anteproyecto es indefinible. No se ajusta ni sigue ninguno de los modelos implantados y más avanzados en el mundo de la investigación a nivel mundial», critica Vera. «Si esta comisión sigue adscrita al Ministerio de Transportes, nace muerta», zanja.

Personalidad jurídica propia y autonomía financiera

Sin embargo, desde el equipo de Ábalos replican que su propuesta deja poco margen para ahondar en la citada independencia, pues ya está previsto que goce de personalidad jurídica propia y de autonomía financiera. Entre otras fuentes de ingresos, se nutrirá de los Presupuestos Generales del Estado y de la recaudación realizada en base a determinadas tasas relacionadas con la seguridad en los modos de transporte.

El proyecto planteado por el departamento que dirige el ministro Ábalos refuerza además la participación del Congreso de los Diputados en el nombramiento de los miembros del Consejo de la nueva autoridad. Frente a la anterior normativa, se establece un régimen de dedicación exclusiva en el ejercicio de sus funciones, por lo que podrán estar sometidos a un régimen de incompatibilidades.

Por otro lado, también se establece un periodo de dos años tras el cese en el que no podrán ejercer en el ámbito privado actuaciones relacionadas con las competencias de la Autoridad.

Los profesionales del transporte tienen prevista una reunión en julio con el secretario de Estado de Transportes, Pedro Saura

Los representantes de los profesionales del transporte tienen prevista el próximo 6 de julio una reunión con el secretario de Estado de Transportes, Pedro Saura, al que pretenden trasladar todas sus reivindicaciones para que sean incorporadas al futuro proyecto de Ley.

Al margen del grado de independencia, los sectores profesionales también piden dar una vuelta al modelo de funcionamiento. «Podemos ser un poco proactivos y pensar que hay muchos incidentes o incluso accidentes que debidamente evaluados deben derivar en propuestas de mejora de la seguridad y no en culpabilizar a los profesionales, los medios o los instrumentos», reflexiona Santiago Ciriza, asesor jurídico del Colegio de Marinos Mercantes.