Economía

La actividad del sector servicios alcanza máximos desde el año 2000

Un camarero en el hotel Iberostar Selection Playa de Palma de Mallorca.

Un camarero en el hotel Iberostar Selection Playa de Palma de Mallorca. EFE/Cati Cladera

El crecimiento de la actividad del sector servicios español aceleró en junio hasta su mejor lectura desde marzo del año 2000 ante el levantamiento de restricciones, según refleja el índice sectorial de gestores de compra (PMI), que subió a 62,5 puntos desde los 59,4 del mes anterior, según la consultora IHS Markit.

De manera similar a la actividad, el crecimiento de los nuevos pedidos fue el más fuerte registrado por el estudio desde junio del 2000, aunque la fuente de demanda fue principalmente a nivel nacional, ya que las restricciones que siguieron aplicándose a los viajes y el turismo continuaron limitando las ventas al exterior.

Este fuerte incremento de los nuevos pedidos del sector servicios puso a prueba la capacidad del sector, tal y como lo indica el aumento considerable de los pedidos pendientes de realización, o que llevó a las empresas a contratar más personal, impulsando el empleo al mayor ritmo en los tres últimos años.

«Quizás haya un poco de preocupación con respecto a la relativa debilidad del turismo, puesto que las restricciones y los desafíos en el sector de los viajes desde mercados clave como el Reino Unido están afectando el crecimiento», señaló Paul Smith, economista de IHS Markit, para quien, si estos problemas se resuelven, «España estará en camino de un perfil de crecimiento aún más fuerte en los próximos meses».

De su lado, el crecimiento de la actividad manufacturera del sector privado español se aceleró en junio hasta alcanzar su mayor ritmo de expansión desde abril de 1998, con una lectura del PMI sectorial de 60,4 puntos, frente a los 59,4 del mes anterior.

De este modo, el PMI compuesto para la economía española alcanzó en junio su mejor nivel desde febrero del año 2000, con una lectura de 62,4 puntos, frente a los 59,2 del mes de mayo.

El aumento de la demanda y de los pedidos acumulados por las empresas del sector manufacturero y del sector servicios provocó el mayor incremento neto de la contratación en un mes desde febrero de 2007, mientras que el optimismo del sector privado español alcanzó su
máximo histórico.

Te puede interesar

Comentar ()