Economía | Empresas

OHL cambia su nombre por OHLA tras culminar su proceso de recapitalización

Luis Amodio, presidente de OHLA; y José Antonio Fernández Gallar, CEO de OHLA.

Luis Amodio, presidente de OHLA; y José Antonio Fernández Gallar, CEO de OHLA. OHLA

La constructora OHL ha decidido cambiar de nombre y de marca corporativa y pasará a denominarse OHLA. La compañía busca afrontar una nueva etapa tras la consolidación de los hermanos Amodio como accionistas de referencia de la sociedad con casi un 26% del capital tras haber culminado un proceso de refinanciación y recapitalización.

Este último ha permitido reducir en más de 105 millones de euros su apalancamiento y ha impulsado sus fondos propios en cerca de 180 millones de euros. «Iniciamos una nueva etapa en la que miramos al futuro con esperanza e ilusión», ha señalado su presidente Luis Amodio durante la presentación de la marca. Con esta nueva identidad, el grupo global de infraestructuras dice estar «preparado para volver a la senda del beneficio a través del impulso de infraestructuras que tienen un impacto positivo en la sociedad».

Tras 22 años con la misma enseñaa, la firma dice haber optado ahora por «una nueva identidad visual más moderna y flexible que conecta con la sostenibilidad y el crecimiento«. «OHLA, que muestra el legado de 110 años de historia, es también sinónimo de avance, de progreso, de apertura y, sobre todo, de bienvenida a una nueva etapa», ha recalcado Amodio.

Por su parte, el consejero delegado de la compañía, José Antonio Fernández Gallar, ha destacado que OHLA está preparada para abordar los cambios de tendencias hacia los que la sociedad está evolucionando. «Conscientes de esta realidad, vamos a desarrollar infraestructuras que impulsen un crecimiento sostenido y en las que las fórmulas de colaboración público-privada tendrán un protagonismo destacado», ha indicado.

Líneas de negocio

OHLA cuenta con una cartera de cerca de 5.200 millones de euros y seguirá teniendo a Europa, Estados Unidos y Latinoamérica como mercados estratégicos, donde desarrollará proyectos a través de sus diferentes líneas de actividad.

En Construcción, alcanzará este ejercicio una contratación superior a los 3.000 millones de euros sumando, principalmente, nuevas adjudicaciones en los tres escenarios citados. Además, coloca a Concesiones como palanca de futuro de la compañía. En este ámbito, pondrá su foco en el sector hospitalario y viario de Latinoamérica, y analizará activos en Europa y EE.UU.

En este sentido, el objetivo es generar contratos de construcción con márgenes mejores que la media, minimizando las aportaciones de capital y con una política futura de rotación de activos.

Seguirá teniendo en Europa, Estados Unidos y Latinoamérica como mercados estratégicos

En su división Industrial, pretende reforzar el negocio de energías renovables, como constructor y gestor, e incorpora tecnología de almacenamiento y de producción de hidrógeno verde dentro de su apuesta por la lucha contra el cambio climático, la neutralidad en carbono y la economía circular. Asimismo, también quiere afrontar nuevos retos en los sectores de minería y cemento y de protección contra incendios.

En la parte de Servicios, la firma quiere impulsar su crecimiento a través del empleo de soluciones tecnológicas disruptivas e innovadoras que serán un factor clave para el desarrollo del negocio y para el impacto del mismo en la sociedad.

Por su parte, en Desarrollos pondrá el foco en la construcción y rehabilitación de activos residenciales con demanda estable, donde, gracias a la experiencia acumulada aportará valor añadido desde el punto de vista de la recuperación patrimonial y de la aplicación de destacados estándares de sostenibilidad.

Reducción del Grupo Villar Mir

La firma ha comunicado este mismo lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) este mismo martes su nuevo esquema accionarial tras culminar el plan de recapitalización. Los accionistas mexicanos han inyectado 37 millones en la ampliación de capital para reforzar los fondos de la compañía, de la tenían el 16%.

Por su parte, el Grupo Villar Mir ha visto reducida su participación del 14,6 % al 7,09 % de la compañía, en la que hasta la llegada de la familia Amodio eran los accionistas de referencia. Asimismo, el fondo Tyrus Capital ha aflorado una participación del 2,35 % en la empresa tras aportar 5 millones en la ampliación.

En el inicio de esta nueva etapa, OHL se ha marcado como objetivo alcanzar unas ventas de entre 2.900 y 3.000 millones de euros en 2021 y lograr un resultado bruto de explotación (ebitda) superior a los 80 millones de euros. 

Te puede interesar

Comentar ()