Economía

33 años, no fumador y sin mascota: el perfil del inquilino que comparte piso

La edad media de las personas que comparten piso varía en función de la ciudad en la que residen

Vista de un escaparate de una inmobiliaria en Madrid. EFE

La edad media de las personas que comparten piso en España ha vuelto a subir. Actualmente se sitúa en los 33 años, frente a los 31 de hace un año, según un informe de Idealista presentado este miércoles.

El dato no es sorprendente si se tiene en cuenta que la tasa de emancipación cayó en 2020 a su nivel más bajo en 22 años. Solo el 15,8% de los jóvenes entre 16 y 29 años vive emancipado y la edad media para salir del hogar familiar se sitúa en los 29,5 años.

Con todo, la edad media de las personas que comparten piso varía en función de la ciudad donde residen. Palma, Guadalajara, Albacete, Girona y Vitoria comparten a los habitantes de más edad, con una media de 36 años. Les sigue Las Palmas de Gran Canaria con 35 años, y a continuación se sitúan las ciudades de Alicante, Barcelona, Jaén, Palencia, Pamplona y Santa Cruz de Tenerife con 34 años. En Madrid la edad media está situada en 33 años.

Por el contrario, en otros mercados la edad media de quienes alquilan habitaciones es más baja. Córdoba tiene los habitantes más jóvenes (28), seguida por Salamanca (29), Granada, Lleida, Segovia, Sevilla y Valencia (con 30 años en los 5 casos).

Desde el portal inmobiliario explican que «las personas que comparten piso en España tienen un perfil similar al que tenían el año pasado». Se trata de inquilinos que «viven en el centro de las grandes ciudades, no fuman ni permiten que se fume en la vivienda y no tienen ni admiten mascota».

La mayoría de los pisos compartidos son mixtos. En el 69% viven hombres y mujeres, mientras que el 26% comparte vivienda solo con mujeres o solo con hombres.

Oferta inmobiliaria

Es llamativa la diferencia entre Madrid y Barcelona en cuanto a la oferta de habitaciones de alquiler en pisos compartidos. Mientras que en la capital hay un 21% más de opciones disponibles con respecto al año anterior, en Barcelona la oferta se ha reducido en un 28%.

Le siguen las caídas de Albacete (-28%), Santa Cruz de Tenerife (-21%), Almería (-17%), Palma (-15%), San Sebastián (-11%), Valencia (-6%), Alicante (-4%) y Palencia (-2%). Guadalajara representa la otra cara de la moneda, con un aumento del stock de habitaciones del 76%, seguido por Girona (71%), Santander (43%), Lleida (39%), Logroño (36%), Castellón (35%), Huelva (35%) Vitoria (32%), Granada o Jaén (31% en ambos casos).

En relación con los movimientos en la oferta disponible y de las caídas del precio del alquiler, los precios en las capitales han sido mayoritariamente bajistas. Guadalajara registra el mayor descenso (-9,6%), seguida por Madrid (-7,5%), Lleida (-7%), Málaga (-6,9%), Jaén (-5,7%) y Barcelona (-4,9%). El mayor incremento de precio se ha registrado en Ciudad Real (9,7%), seguido por Castellón de la Plana (6,7%), A Coruña (5,2%), Santander (4,2%) y Albacete (4%).

Con la caída de precio, Barcelona ya no es la ciudad con las habitaciones más caras del país, un puesto que ha cedido a San Sebastián, donde se solicitan 406 euros por alquilarlas. Le siguen, ahora sí, Barcelona (395 euros mensuales), Palma (376 euros) y Madrid (370 euros). Ciudad Real es, en cambio, la ciudad más económica de entre las analizadas por idealista (183 euros mensuales), seguida por Jaén (188 euros), Palencia (203 euros), Ávila y Albacete (216 euros en ambos casos).

Te puede interesar

Comentar ()