Economía | Empresas

El 'Súper de los Pastores', el salvavidas para productores locales que conecta el campo y la ciudad

Apuestan por recuperar la cercanía en la atención a los clientes y ofrecen una amplia gama de productos artesanales y ecológicos de todos los puntos de España

Imagen de uno de los locales de 'El Súper de los Pastores'.

La crisis sanitaria provocó un duro golpe en la hostelería y muchos productores locales que trabajaban habitualmente con negocios de restauración se vieron en limbo durante meses. Así que los dueños del grupo Deluz y Compañía (con varios restaurantes en Santander y Madrid), aprovecharon esos días de ‘parón’ por el confinamiento para idear una cadena de supermercados de cercanía que pudiera dar salida a aquellos productos con los que habitualmente trabajaban en sus locales.

Tras los primeros pasos en Cantabria, donde tiene ocho locales, la cadena dio el salto a Madrid. En la capital cuenta ya con 10 establecimientos y en Vizcaya tiene otros cuatro. La intención para el último cuatrimestre del año es consolidar su presencia en estas ubicaciones, donde emplean ya a 50 personas.

Pero el plan de expansión va más allá. «Nuestra intención es estar presentes en todas las ciudades y barrios de España. Queremos conectar la ciudad con el campo a través de supermercados de barrio para que los ciudadanos tengan a su alcance los mejores alimentos, un producto artesanal, ecológico y de calidad», dice Carlos Zamora, CEO de la compañía.

La empresa trabaja ya con 327 productores locales e incorpora 1.219 productos artesanos y ecológicos. Su gran apuesta es, precisamente, la materia prima que recaban en diferentes puntos de la geografía nacional.

En sus tiendas del norte de España tienen frutas, carnes y verduras de productores cercanos, mientras que en los locales de Madrid también incorporan productos de la Sierra de Guadarrama, Becerril de la Sierra, Colmenar de Oreja o Cobeña. De hecho, en su página web permiten conocer provincia a provincia qué productos comercializan de cada una.

«Estamos muy satisfechos con la respuesta de nuestros clientes. Nos hemos dado cuenta que hemos cubierto la necesidad de estar cerca de los pequeños productores. Con la crisis de la Covid-19 los ciudadanos han visto la importancia de consumir productos locales, artesanos, ecológicos y de calidad», añade Zamora.

Aunque ofrecen la posibilidad de comprar a través de internet, su filosofía pasa por recuperar la atención de las tiendas tradicionales de barrio y cercanía. «Compra poco, compra rico, compra sano y compra directo», es el lema de esta compañía.

«Nuestra fruta y verdura tiene una premisa importante, solo es de temporada y nacional de pequeños productores de dentro de la península y además, se recoge en su punto optimo de maduración. El que prueba la fruta y la verdura siempre nos cuenta que vuelve al pasado; a cuando la fruta solo se comía la de temporada», resalta Zamora.

Sin hacer gala de ser un supermercado ‘gourmet‘, no dejan de lado el segmento de comida para llevar y ofrecen un catálogo de 20 platos preparados. Además, cuentan con decenas de quesos, yogures cremosos, además de carne de ternera ecológica de alta montaña, pollo ecológico o carne de cerdos salvajes criados en el monte. Todos ellos de ganadería extensiva, que ayuda a mejorar los vínculos con sus clientes. Los embutidos también tienen carácter artesano y sin aditivos.

Además ofrecen anchoas, recuperan aceites de aceitunas olvidadas e incorporan legumbres y cereales a su oferta. Entre la gama de bebidas con alcohol, cuentan con 40 vinos de diferentes tipos así como distintas cervezas especiales. Asimismo, ofrecen cafés de Etiopía y Centroamérica y panes amasados a mano con harinas ecológicas.

Además, tienen otra línea de negocio centrada en la experiencia del consumidor, en la que los pequeños productores con los que trabajan ofrecen sus hogares en zonas rurales para recibir clientes que quieran visitarlos y aprender las técnicas tradicionales de producción.

«Estamos cumpliendo las expectativas y muy contentos porque vemos que la idea funciona, no solo en las tiendas. Es un proyecto que abarca mucho más: estamos dando servicio a restaurantes, hoteles, empresas de transporte marítimo, comedores de empresa que quieren tener un impacto en la sociedad trabajando con nuestros productos, y de esa manera cumplir con los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas», concluye Zamora.

Te puede interesar

Comentar ()