Economía | Empresas

Seat para de nuevo su producción por la escasez de microchips

Seat Arona.

Seat Arona.

Seat ha parado este viernes la producción excepcional que está llevando a cabo durante agosto en su planta de Martorell (Barcelona) a causa de la falta de microchips que afecta a la industria automovilística a nivel global, según han informado fuentes de la empresa Europa Press.

Generalmente, Seat para su producción durante cuatro semanas de agosto, pero los problemas de oferta provocados por la crisis de microchips provocó que se aprobara que la línea 2 –dedicada a la fabricación de los modelos León y Formentor– haya habilitado dos turnos diarios durante este mes.

Las mismas fuentes han explicado que esta línea ha trabajado con normalidad hasta este viernes y que el próximo lunes tampoco funcionará en la parte de montaje pero sí en otras partes de la línea de fabricación.

Además, a partir del próximo lunes también trabajará de forma excepcional un turno de la línea 1 de montaje, la dedicada a los modelos Ibiza y Arona.

La empresa ya tuvo que frenar su actividad en Martorell a causa de la escasez de semiconductores los días 25, 28 y 29 de junio y 19 y 20 de julio.

Volkswagen también para

La firma alemana Volkswagen ha paralizado la producción de su modelo más barato del ID.3, una de las apuestas eléctricas de la compañía automovilística, ante la escasez de semiconductores, según han informado distintos medios alemanes.

Esta crisis, que lleva afectando durante meses al sector automovilístico, podría provocar que la compañía alemana paralizase la producción de más modelos a lo largo de los próximos meses, según informó un portavoz de la compañía a la agencia Reuters en una entrevista recogida por Automotive News Europe.

«Actualmente esperamos que el suministro de chips en el tercer trimestre sea muy volátil y ajustado. No podemos descartar más cambios en la producción», declaró el portavoz.

Volkswagen no es la única compañía que ha tenido que paralizar o ralentizar su producción debido a esta crisis. Toyota ya anunció que reduciría su producción a partir de septiembre un 40% y los retrasos en la entrega de los vehículos nuevos están provocando que, en España, el sector de vehículos nuevos crezca a un ritmo mucho más bajo que el de los vehículos de ocasión.

Además, la compañía alemana de chips Infineon ya se vio forzada a paralizar la producción en junio en una de sus plantas en Malasia. Esto, tal y como explicó su consejero delegado Reinhard Ploss, ha provocado afecciones en toda la cadena de valor de producción de vehículos».

Te puede interesar

Comentar ()