Economía

El mercado de oficinas se reactiva con precios más bajos a pesar del teletrabajo

Las empresas optarán por modelos híbridos entre el trabajo presencial y a distancia, según los expertos

Fachada de una multinacional.

Fachada de una multinacional. Europa Press

El mercado inmobiliario de oficinas se está reactivando. Las empresas ya miran a septiembre con planes de vuelta a los espacios laborales o con aumento de ratios en el caso de aquellas que ya habían descartado el teletrabajo como modelo predominante. Sin embargo, el aumento de la oferta y el auge del empleo desde casa derivado de la pandemia ha afectado a los precios. 

Desde el Instituto de Valoraciones apuntan que “el aumento de la disponibilidad de oficinas que se ha producido en el último año, provocado principalmente por el confinamiento y el auge del teletrabajo -además de la nueva oferta inmobiliaria que se está viendo en las grandes ciudades como Madrid y Barcelona-, ha propiciado un ajuste en los precios en estos activos inmobiliarios. Especialmente, en aquellas zonas más caras de las principales ciudades”.

No obstante, aunque las oficinas han moderado sus precios, siguen siendo el producto inmobiliario más rentable, según Idealista. “Comprar una oficina en España para alquilarla ofrece una rentabilidad bruta del 11,4%, frente al 10,9% que daba hace 12 meses”, apuntaban en un informe relativo al segundo trimestre de este año.

La rentabilidad y el potencial de este segmento explican que los fondos de inversión hayan sido los principales interesados en las oficinas. Según el informe European Office Market, de la inmobiliaria Knight Frank, “más del 60% de la inversión destinada a Madrid provino de fondos de inversión”. 

Madrid y Barcelona

A diferencia de lo que ha ocurrido con la vivienda, que parte de la demanda se ha desplazado del centro de las ciudades a otras zonas, Madrid y Barcelona siguen reinando en el mercado de las oficinas. “Las grandes empresas, que suelen ubicar sus sedes en estas zonas, seguirán manteniendo sus lugares de trabajo como activos importantes para su imagen y reputación, además de espacios para reunir a sus equipos o recibir clientes”, subrayan desde Instituto de Valoraciones.

Barcelona ha sido el mercado más destacado en el ámbito nacional, con una inversión de 700 millones de euros durante el primer semestre de 2021, más del 75% de la cantidad total registrada en el país en contratación de espacios de oficinas, según Knight Frank. Por su parte, Madrid fue el destino del 15% del total de inversión. 

En todo el país, entre marzo y junio se invirtieron unos 615 millones de euros en oficinas. Esta cifra representa un incremento del 85% con respecto al mismo periodo del año 2020 y ejemplifica la reactivación de este mercado.

“Para este segundo trimestre, esperábamos un regreso paulatino, pero especialmente intenso, a las oficinas, y los datos demuestran que se ha producido. Se observa un mayor dinamismo en el sector, en gran parte por la apuesta de las empresas por recuperar el trabajo presencial, o a una modalidad mixta de trabajo. Estamos frente a una redefinición del concepto de presencialidad, no ante el fin de las oficinas, ni mucho menos”, explica Jorge Sena, socio y jefe del Área Comercial de Knight Frank España.

Reducción del teletrabajo

Si bien el teletrabajo fue la opción por la que optaron la mayoría de empresas durante el confinamiento en 2020, muchos trabajadores han ido volviendo a las oficinas a medida que la situación epidemiológica ha ido mejorando. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, en el segundo trimestre de este año 16,5 millones de ocupados no trabajaron desde su domicilio ni un solo día. Se trata de una cifra que contrasta con los 14,6 millones del segundo trimestre de 2020.

Si se observan los ocupados que trabajaron más de la mitad de los días desde su domicilio también se percibe que el teletrabajo ha perdido fuerza en nuestro país. Entre marzo y junio de 2020 lo hicieron más de 3 millones de españoles, mientras que en el mismo periodo de este año la cifra se redujo a 1,8 millones.

No obstante, aunque el teletrabajo no ha logrado consolidarse, sí ha abierto la puerta hacia modelos híbridos que cambian el tipo de oficina que buscan las empresas. Desde Instituto de Valoraciones señalan que “han ido surgiendo nuevas soluciones  como pueden ser las oficinas calientes, que consiste en que las empresas alquilen parte de sus oficinas a terceros para obtener rentabilidad del espacio sobrante que tienen por aquellos empleados que teletrabajan y disminuir así los costes inmobiliarios”.

Otra opción en crecimiento son los coworkings, un formato que “está ganando auge, sobre todo, entre start-ups y pymes por las posibilidades de flexibilidad que ofrece de poder alquilar y  solo pagar por los puestos que sean necesarios, pudiendo tener incluso espacios de trabajo  en diferentes ubicaciones geográficas”, indican.

Te puede interesar

Comentar ()