Economía | Finanzas

Los sindicatos buscarán convertir el ERE de Sabadell en un acuerdo de prejubilaciones

El 14% de la plantilla del banco tiene más de 55 años | A través de un segundo plan de salidas voluntarias no sería necesario ejecutar un ERE, sostienen, pero el banco asegura que rechazará la propuesta

Sede del banco Sabadell en Alicante, Comunidad Valenciana.

Sede del banco Sabadell en Alicante, Comunidad Valenciana. Joaquín Reina / Europa Press

Los sindicatos con los que se reunirá este jueves la dirección del Banco Sabadell para negociar su Expediente de Regulación de Empleo (ERE) intentarán que la entidad acometa su plan de ajuste de costes a través de un acuerdo de prejubilaciones anticipadas y jubilaciones, sin que se produzcan despidos forzosos, según han apuntado fuentes sindicales a este periódico.

Las mismas fuentes han indicado que unos 2.000 de los aproximadamente 14.500 trabajadores del banco tienen ahora más de 55 años, es decir, que el 14% tiene «edad para poder prejubilarse», y, así, estiman que a través de un plan de salidas voluntarias no sería necesario ejecutar el ERE que está previsto.

Banco Sabadell anunció el lunes un ERE en el marco de su plan de ahorro de costes que ya había hecho público cuando presentó su plan estratégico en mayo, pero no comunicó a cuántos empleados afectará. Según dicho plan estratégico, en total, con sus medidas de ahorro de costes y eficiencia (y no solo con la mencionada reducción del personal) el banco busca ahorrar 100 millones de euros.

El año pasado, la entidad ya acordó con los sindicatos la salida de 1.800 trabajadores, que ha tenido lugar entre enero y marzo de este año y ha supuesto un ahorro de 141 millones. «Por eso, nos ha sorprendido que lo planteen con tan poco espacio», señala una portavoz sindical, que lo atribuye a que el banco catalán tiene pensado cerrar más oficinas, aunque Sabadell no confirma este extremo.

El banco tiene previsto reunirse con los representantes de los trabajadores este jueves, día 2 de septiembre, donde comunicará sus planes. Entonces arrancará el periodo informal de 10 días del que disponen, por convenio, para negociar, y después se abrirá el mes que marca la ley, por lo que el proceso terminará hacia mediados de octubre.

El banco descartará la propuesta

Sin embargo, fuentes del Sabadell ya han aclarado a este medio que el banco descartará la propuesta de los sindicatos que relata este artículo: «Esto no es un proceso de prejubilaciones», han indicado. A la vez, sí recalcan que se priorizará la voluntariedad, y, en ese marco, la parte de las prejubilaciones, aunque adelantan que no será suficiente, razón por la que han convocado el ERE.

En cuanto a los cálculos que apuntan que el 10% de la plantilla actual del banco saldrá con el ERE, tanto las fuentes sindicales como las del banco descartan que se trate de una cifra oficial, e insisten en que no se ha comunicado ni formal ni informalmente ninguna estimación. Desde la entidad emplazan a la reunión del jueves para darla a conocer, pero podrían estar alrededor de las 1.000.

Los sindicatos se oponen al ERE argumentando que en el Sabadell han tenido lugar más de 200 contrataciones este año, en «señal de que es necesaria más plantilla»; que este primer trimestre del año ya han salido 1.800 personas y que no concurren causas económicas dado el beneficio neto de 220 millones que el banco registró en el primer semestre del año.

Además, inciden en que no concurren causas productivas puesto que la demanda de productos y servicios financieros no ha variado, sino que se vio reactivada durante la pandemia a través de refinanciaciones y avales ICOs por parte de particulares y empresas. Por otro lado, recuerdan que las entidades financieras serán las canalizadoras de los fondos europeos, por lo que aumentará el volumen de negocio y las cargas de trabajo.

Tampoco entienden que concurran causas organizativas puesto que, ante el «supuesto incremento de la digitalización», argumentan que se trata de un cambio «provocado por la entidad» y aseguran que «ni los clientes están tan digitalizados como se pretende dar a entender, ni quieren estarlo». En ese marco, desde CCOO insisten en que no van a admitir «ningún planteamiento de ERE traumático», pero no concretan qué cifras serán las que no aceptarán.

Banco Sabadell mantuvo conversaciones con BBVA para fusionarse a finales de 2020, pero la operación terminó prácticamente antes de empezar. Sabadell es una de las entidades españolas con mayor exposición a los sectores turístico, hostelero y de transportes, que están entre los más afectados por la pandemia. La morosidad, por tanto, está presionando la evolución de este segmento y seguirá haciéndolo durante los próximos meses.

El ERE de Sabadell se sumaría, así, a los llevados a cabo a lo largo de los últimos meses por CaixaBank (6.452 salidas), por BBVA (unos 3.000 trabajadores) y por el Banco Santander (3.572 empleados).

Te puede interesar

Comentar ()