Economía | Empresas

Air Europa sólo logra recuperar la mitad de sus pasajeros respecto al verano de 2019

La aerolínea está pendiente de que la Comisión Europea autorice la compra por parte de Iberia a final de año y baraja pedir un segundo rescate para conseguir liquidez

Un avión de Air Europa remolcado por la pista en la terminal 4 del Aeropuerto de Madrid-Barajas.

Un avión de Air Europa remolcado por la pista en la terminal 4 del Aeropuerto de Madrid-Barajas. EP

Air Europa es una de las aerolíneas a las que más les está costando recuperar el nivel de viajeros previo a la pandemia. Según la última estadística del gestor aeroportuario Aena, la compañía que controla la familia Hidalgo a través de Globalia transportó durante los meses de julio y agosto a un total de 1,24 millones de pasajeros. En el mismo período antes de la pandemia, se desplazaron a bordo de sus aviones 2,59 millones de viajeros.

La situación de la empresa es especialmente complicada pese a haber recibido una inyección de 475 millones de dinero público hace unos meses. La empresa acudió al Fondo de Apoyo a la Solvencia para Empresas Estratégicas que gestiona la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y logró uno préstamo participativo de 240 millones y otro ordinario de 235 que, inicialmente, tiene hasta 2026 para devolver.

A cambio de esa ayuda, la SEPI impuso como consejero delegado a Valentín Lago, que debería encargarse de pilotar el nuevo plan estratégico para hacer que remonte el vuelo. Sin embargo, según las últimas cuentas anuales depositadas en el Registro Mercantil y consultadas por El Independiente, la compañía contempla la necesidad de más fondos públicos.

«Se prevé que, en función de las necesidades de liquidez, la Sociedad dominante reciba un importe adicional con el que solventar sus necesidades de liquidez futuras que requerirá la correspondiente solicitud de modificación de la ayuda con sujeción a la normativa aplicable», dice la memoria que acompaña a las cuentas anuales. Según publicó El Confidencial, podría alcanzar los 150 millones ante las malas perspectivas para su actividad.

De hecho, la auditora KPMG duda de su viabilidad por el «alto grado de exposición del sector» en el que opera la firma. Todo lo aprobado por el Consejo de Administración queda al albur de la evolución de la pandemia en los próximos meses. De momento, la aerolínea perdió en 2020 427,7 millones, frente a los 27,7 que ganó un año antes. Asimismo, vio reducida su facturación a 758 millones en 2020, lo que supone un 67,6% menos que en el último año previo a la crisis sanitaria. Y la previsión de pérdidas para 2021 podría superar los 200 millones.

Y es que, en cuestión de tráfico y pasajeros, la firma aérea es la que peores resultados arroja entre las principales aerolíneas. En el mes de agosto, su nivel de pasajeros fue un 47,63% menor que en el mismo mes de 2019. En total, y descontando el doble sistema de conteo que usa Aena para los pasajeros nacionales, Air Europa movió 680.144 viajeros. Hace solo dos años, transportaba a 1,29 millones.

Tras reducir un 30% la plantilla (de 4.238 a 2.917 trabajadores), la situación de la empresa que preside desde junio Richard Clark se ve especialmente perjudicada por las restricciones que aún existen sobre las conexiones de largo radio, con gran peso en el negocio de la compañía. En cuanto al volumen de operaciones, entre julio y agosto de este año sumó 15.044 vuelos. En el mismo período de hace dos años, realizó 31.491, según las estadísticas de Aena; un 47,77% más.

Ryanair y Vueling se recuperan antes

Por contra, aerolíneas como Ryanair o Vueling arrojan volúmenes de viajeros mucho más cercanos a la etapa anterior a la Covid-19. En concreto, la primera transportó un 33% menos de viajeros (3,04 millones frente a 4,6) mientras que la segunda está sólo un 24,31% por debajo (2,5 millones frente a 3,3).

Hace apenas unos días, el consejero delegado de Ryanair, Eddie Wilson, criticaba las ayudas públicas que el Gobierno ha aprobado para aerolíneas como Air Europa. «Es difícil de entender que siga invirtiendo en una compañía cuando su negocio ha fallado», expresaba en la presentación de la temporada de invierno en España.

Asimismo, el Grupo Iberia se encuentra un 37,88% por debajo del volumen de pasajeros que registró en agosto de 2019, con 1,64 millones frente a 2,65. En concreto, Iberia es -al igual que Air Europa- una gran perjudicada por los vuelos de largo radio y tiene un 40,26% menos de viajeros (911.709 frente a 1,52 millones), mientras que las otras firmas del grupo como Iberia Express o Air Nostrum están sólo un 34,11% y un 35,02% por debajo de aquel umbral.

Compra por parte de Iberia

La compañía de la familia Hidalgo sigue pendiente aún de la compra por parte de Iberia. Un proceso que está actualmente bajo la lupa de la Comisión Europea, que debe autorizar antes del 5 de noviembre la operación y decidir si presenta algún problema de competencia.

De los 1.000 millones iniciales que estaba dispuesta a desembolsar la matriz de Iberia (IAG) por la compañía, finalmente se dejaron en la mitad; 500 millones. Está por ver cómo la evolución de la actividad de la empresa puede afectar a este montante y también se cuenta con que Bruselas pueda imponer determinadas condiciones para la adquisición como la cesión de slots.

Te puede interesar

Comentar ()