Economía | Empresas

Telefónica se plantea frenar la jornada laboral de cuatro días por el poco interés de su plantilla

Durante los próximos meses se desarrollará un proyecto piloto de unas 150 personas

Nuevo logo de Telefónica en la fachada de su sede en Las Tablas (Madrid)

Edificio de la sede de Telefónica. Europa Press

Telefónica lleva tiempo trabajando en nuevas fórmulas para fomentar la conciliación. La compañía del Ibex 35 aseguró este mismo verano que iniciaría el proyecto piloto para que aquellos empleados de diversas divisiones iniciaran una jornada laboral de 32 horas semanales. O lo que es lo mismo, poder disfrutar de tres días libres.

Pero no todo es oro lo que reluce y la teleco incluía una serie de condiciones como una sensible rebaja de salario y que solo se coticen las 32 horas, por lo que en la práctica solo se cotizarían cuatro días y no cinco días, tal y como sucede en la actualidad. Estos factores, según fuentes laborales de Telefónica, han sido determinantes para que apenas 150 personas se hayan apuntado al proyecto de la teleco que arranca el próximo mes de septiembre.

Estas condiciones, según las mismas voces, han hecho que los más de 15.000 trabajadores que tienen derecho a acogerse a la jornada de cuatro días se hayan pensado más de dos veces dar el paso. “El entrar en el nuevo proyecto piloto supondrá un recorte del 15% del salario y es una cantidad importante. Por eso, la gran mayoría de los empleados prefieren otras fórmulas”, explican fuentes laborales en conversación con El Independiente.

Cabe recordar que la empresa firmó un convenio con los sindicatos mayoritarios que contemplaba mantener el esquema de teletrabajo en un modelo híbrido de trabajo remoto y presencial en un acuerdo entre empresa y trabajadores que reconoce los beneficios que esta modalidad más flexible tiene para el bienestar de los trabajadores y también la productividad de la compañía.

No obstante, fuentes de Telefónica indican que “es demasiado prematuro para tomar decisiones” y oficialmente recalcan que “no hay una postura concreta respecto al proyecto piloto”. Desde la compañía se insiste en que habrá que “esperar” a la situación y al desarrollo del piloto que va a comenzar en octubre para sacar conclusiones. 

Además, fuentes de la compañía detallan que es de esperar que aunque no haya un plan específico y de nuevos proyectos masivos de jornadas de cuatro días a la semana, se estudia que se deje dentro de la oferta de ventajas que disfrutan los empleados de Telefónica. 

En cualquier caso, desde los sindicatos recuerdan que para que Telefónica suprima la jornada laboral de cuatro días deberían sentarse empresa y representantes de los trabajadores ya que está incluido dentro del convenio colectivo recientemente firmado y extendido.

Teletrabajo

Fuentes laborales indican a este periódico que la propuesta de Telefónica “no satisface” las necesidades actuales ya que “las sombras se imponen a las luces”. Por eso, indican que la gran mayoría de los empleados de la empresa de telecomunicaciones prefiere tener un modelo de teletrabajo, ya que las condiciones salariales no afectan.

De hecho, la compañía defiende el teletrabajo a capa y espada. “El teletrabajo ha dejado de ser una costumbre residual en nuestro país para convertirse en pocos meses en una necesidad en muchas organizaciones, cuya continuidad de negocio ha sido posible gracias a que los empleados han podido seguir trabajando desde sus domicilios. Además, el puesto de trabajo digital y flexible se ha convertido en una potente herramienta para atraer y retener el talento dentro de la organización”, señala Belén Espejo, experta en digitalización del puesto de trabajo en Telefónica Empresas, en un reciente informe publicado e ideado por la propia empresa.

En el último convenio firmado entre empresa y trabajadores se estipuló que más de 10.000 trabajadores de Telefónica de España, Telefónica Móviles España y Telefónica Soluciones podrán teletrabajar dos días con carácter universal y voluntario. 

Asimismo, los empleados que opten por el teletrabajo recibirán nuevos elementos vinculados al desarrollo de la actividad en remoto destacando, entre otros, los relativos a la conectividad, el equipamiento informático y la silla ergonómica.

Los Gobiernos se abren

Íñigo Errejón inició el debate y lo llevó hasta la opinión pública. El diputado de Más País pidió que se establecieran las bases para un nuevo concepto laboral y la Comunitat Valenciana implantará la jornada laboral de cuatro días.

De hecho, el político madrileño anunció un acuerdo con el Gobierno para poner en marcha un fondo de 50 millones de euros para que aquellas empresas que se ofrezcan voluntarias reciban ayudas del Estado para implantar una jornada laboral de 32 horas o cuatro días semanales. El dinero, en principio, saldrá de los 140.000 millones de euros que corresponden a España de los fondos europeos contra la Covid-19.

Te puede interesar

Comentar ()