Economía | Empresas

Jollibee, el gigante filipino que llega a España para disputar a KFC y Popeyes la guerra del pollo frito

Imagen de un restaurante de Jollibee.

Imagen de un restaurante de Jollibee. Jollibee

El mercado del pollo frito todavía tiene mucho recorrido en España. Eso es lo que piensan los responsables de la cadena de comida rápida Jollibee, el gigante filipino de la restauración que este jueves inaugura su primer local en nuestro país.

Después de un año y medio pandemia, la compañía puede finalmente poner en marcha el plan de expansión que tiene previsto desarrollar en Europa con un capital inicial de 50 millones, de los que destinará 10 millones a establecimientos en las principales ciudades españolas.

En frente tiene a cadenas norteamericanas reinas del segmento como KFC o Popeyes. La primera cuenta ya con 200 locales repartidos por toda la geografía nacional, mientras que la segunda abrió el pasado mes de junio su restaurante número 20.

Frente a menús que giran fundamentalmente alrededor del pollo, la apuesta de Jollibee pasa por ofrecer un menú con toques tropicales adaptado al público europeo, en el que se incluyen hamburguesas tradicionales, perritos calientes y hasta un plato de espaguetis con una salsa dulce.

«Para nosotros el pollo es importante porque es el producto estrella, pero tenemos una variedad muy grande y todos los clientes pueden elegir lo que quieren», explica a El Independiente la directora general para España, Clara Breda.

Aunque acaba de dar su salto a nuestro país, Jollibee tiene cuatro décadas de historia. Su fundador, Tony Tan Caktiong, es hijo de inmigrantes procedentes de China e inició su carrera en una pequeña heladería donde acabó incorporando comida caliente a su oferta y le acabó llevando a lo más alto del sector.

En la compañía presumen de diferenciarse del resto de cadenas de comida rápida por el cuidado diseño de sus locales, donde abundan los motivos relacionados con el país asiático. Además, una palmera a tamaño natural preside uno de los comedores del establecimiento que este miércoles será inaugurado por el embajador de Filipinas.

Exterior del nuevo restaurante Jollibee en Madrid.
Exterior del nuevo restaurante Jollibee en Madrid. Jollibee

El gigante de la restauración cotiza en la Bolsa de ese país y levanta pasiones entre la colonia que reside en España. Fuentes de la compañía aseguran haber recibido cientos de currículums para trabajar en los restaurantes que piensa abrir en los próximos años.

La plantilla para el primer local es de 50 personas, aunque la previsión es crear unos 400 puestos de trabajo a medida que se vayan abriendo más establecimientos. De momento, todos serán en régimen de propiedad de la empresa y no mediante el habitual modelo de franquicias con el que se expanden las otras cadenas.

La dirección de la empresa está estudiando las posibles ubicaciones, aunque se resisten a desvelar dónde abrirán el siguiente restaurante en España. «Nosotros tenemos 10 millones para invertir, pero no tenemos prisa ni hemos definido una cantidad concreta de locales. Buscaremos las ubicaciones adecuadas con la inversión necesaria para que el negocio sea consistente», enfatiza Breda.

A nivel mundial, la matriz Jollibee Foods Corporation cuenta con una red de 1.400 establecimientos en 16 mercados como Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Italia, China, Emiratos Árabes o Vietnam. Su mascota es una abeja sonriente que ya se ha instalado en ciudades como Nueva York, Roma, Londres, Los Ángeles, Dubai, y Hong Kong.

La carrera por abrir nuevos locales

Según fuentes de la compañía, sus estudios de mercado reflejan que el pollo es la proteína preferida por la ‘generación Z’. Y la carrera de los restaurantes de este tipo no se detiene en nuestro país. KFC (Yum! Brands) ha logrado dar un fuerte impulso a su presencia en España en los últimos años, tras pasar de 100 establecimientos en 2017 a los 200 que tiene actualmente mediante un modelo de franquicias.

Por su parte, Popeyes aterrizó en España en 2019 a través de Restaurant Brands Iberia y da empleo a cerca de 600 personas. Sus planes de expansión pasan por abrir más de 25 restaurantes este año hasta alcanzar los 40. El objetivo final de esta compañía fundada en Nueva Orleans en 1972 es llegar a los 200 restaurantes en España en cinco años.

Te puede interesar

Comentar ()