Economía | Empresas

Alcampo implanta un nuevo modelo de tienda para alcanzar el trono de la venta 'online' en 2025

La compañía de origen francés quiere instalar 300 puntos de recogida en los próximos cinco años para acercar el surtido de sus hipermercados al centro de las ciudades

Interior del nuevo punto de recogida de Alcampo en Madrid.

Interior del nuevo punto de recogida de Alcampo en Madrid. EI

«En cuatro años queremos ser los líderes del comercio online de alimentación en España». Así de rotundo se expresa el director de Proximidad Digital de Alcampo, Antonio Valverde. La compañía de origen francés ha puesto en el centro de su estrategia el crecimiento de su canal de internet aunque sin olvidar la parte física. Y tras la alianza con la tecnológica Ocado para modernizar sus sistemas, acaba de poner en marcha un nuevo modelo de tiendas con el que pretenden acercar los hipermercados a los centros urbanos.

La firma de origen francés ha comenzado a implantar centros de recogida, donde sus clientes pueden pasar a recoger la compra que han hecho previamente en la página Alcampo.es. Y frente al surtido de los supermercados de conveniencia que se encuentran dentro de las ciudades, la compañía permite recoger más de 50.000 referencias con las que cuenta en los hipermercados a los que habitualmente hay que desplazarse en coche.

La idea es abrir unos 100 de estos establecimientos en los próximos tres años y alcanzar unos 250 o 300 en cinco años. El negocio online de la firma francesa en España ha crecido un 150% en comparación con 2019 y supone el 2,7% de las ventas. La prioridad para estos puntos de recogida será la Comunidad de Madrid, aunque también se irán extendiendo por aquellas grandes ciudades donde cuentan con hipermercados; entre ellas, Barcelona, Logroño o Zaragoza.

Los puntos de recogida como el inaugurado en la calle Sagasta 32 cuentan además con un pequeño surtido de 500 productos de ultraconveniencia y no tienen ningún suplemento como el que se cobra en sus supermercados tradicionales (3 euros) o en la entrega a domicilio (9,90 euros si es en el mismo día o 7 euros si es al siguiente).

Las nueva tienda ha supuesto un desembolso de unos 50.000 euros y se surtirá del hipermercado de Moratalaz. El establecimiento es atendido por tres empleados de nueve de la mañana a diez de la noche y tiene unos 45 metros cuadrados de superficie comercial más la zona de almacenaje. En ella cuentan con frigoríficos y congeladores para el producto fresco. Además, el cliente también pueden hacer la compra online desde un dispositivo táctil instalado en la tienda.

El envío de la compra a domicilio ha crecido mucho con la pandemia, pero sigue suponiendo un gasto elevado para las compañías. Y fuentes de la empresa reconocen que el crecimiento en el segmento de la tienda puramente física es más complicado que en el espacio digital. «La recogida es un elemento fundamental para nosotros. Fuimos los primeros en ofrecer el servicio en los aparcamientos y aunque nuestro negocio está basado en la entrega a domicilio, puede ocurrir que el cliente no esté», ha recordado Valverde.

El sistema de puntos de recogida comenzó a implantarse en Francia en 2018, aunque se ha acelerado con la pandemia. A diferencia de los españoles, allí el surtido no es tan grande como el de los hipermercados. Asimismo, también ha puesto en marcha algunas experiencias para la recogida a través de buzones similares a los que emplea el gigante Amazon.

Te puede interesar

Comentar ()