Economía

Crisis de suministros: "Es más importante que nunca adelantar la carta a los reyes magos"

Imagen de un empleado de una juguetería.

Imagen de un empleado de una juguetería. EP

La campaña de navidad se verá marcada por una de las mayores crisis de la logística mundial. La pandemia y el posterior aumento de la demanda ha provocado una gran congestión en los puertos del sur de China, desde donde sale buena parte de las mercancías y productos que consumen los países del mundo occidental.

«Traer un barco de China cuesta cuatro semanas y lo que recomendamos a los ‘retailers’ fue que adelantaran su abastecimiento para la campaña navideña ocho semanas para que tuvieran como mínimo doce para poder generar stocks suficientemente sólidos», explica el presidente de la patronal logística UNO, Francisco Aranda.

A la escasez de contendores y el aumento del coste de los fletes se añade ahora el aumento del precio de las materias primas y de la energía. Por lo que todo se convierte en una tormenta perfecta que los expertos creen que, de una manera o de otra, podría acabar traduciéndose en el precio final de los productos.

Fuentes de varias compañías consultadas por El Independiente aseguran haber adelantado sus procesos de aprovisionamiento y consideran que, si bien pueden agotarse algún modelo de una marca concreta antes de lo previsto, siempre habrá otros fabricantes que puedan cubrir esa necesidad.

«Lo que recomendamos es que se intenten adelantar las compras en la medida de lo posible, que se reserven los productos en las tiendas o que se busquen alternativas para que no haya colapso», remarca Carlos Moreno Figueroa, portavoz de la Confederación Española de Comercio (CEC).

En el sector de electrodomésticos, por ejemplo, aunque pueda no haber un frigorífico de una marca concreta o un televisor de un tamaño específico en un momento puntual, la amplia oferta del mercado permitirá al consumidor va a tener suficientes alternativas. Aunque eso encuentra su particularidad en el mercado del juguete.

Las fábricas de juguetes, a pleno rendimiento

Basta que un producto triunfe entre los más pequeños para que desaparezca de las estanterías de la noche a la mañana. «Somos muy estacionales y hemos tratado de anticiparnos para evitar problemas», matiza Oliver Giner, responsable de promoción exterior de la Asociación Española de Jugueteros.

Aunque en la industria juguetera española aseguran no sufrir desabastecimiento de materias primas, sí reconocen que les cuesta más encontrar los materiales de la calidad deseada, lo que podría hacer que las empresas lo repercutan en el precio final de venta al público.

Los fabricantes de juguetes reconocen que cuesta más encontrar los materiales y la calidad deseada

Ahora mismo, las fábricas están a pleno rendimiento y la mercancía ha comenzado a ser servida a los ‘retailers‘. «Este año es más importante que nunca adelantar las cartas de los reyes magos», añade Giner. Incluso aunque aún no hayan salido los catálogos, «hay que tratar de anticipar las compras en la medida de lo posible porque nos podemos encontrar con que algún producto se agote antes de lo normal», insiste.

En el ámbito del textil, los expertos consultados no creen que haya demasiados problemas de suministro, pues las cadenas tienen suficiente stock acumulado de prendas que no han conseguido vender a causa de la pandemia. Aunque las tiendas más pequeñas que no pertenecen a las grandes cadenas sí miran con cierto temor la campaña.

«Hay mucha incertidumbre porque no sabemos muy bien cuándo va a venir la mercancía, aunque no creo que haya un problema de abastecimiento», apunta Eduardo Zamácola, presidente de la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex).

Respecto al comercio electrónico, los operadores sí esperan una fuerte demanda como la que se viene registrando desde la explosión del coronavirus. En este sentido, hay productos en determinados portales especializados cuyo período de entrega ya se retrasa hasta mediados del mes de diciembre.

Te puede interesar

Comentar ()