Economía | Empresas

Las aerolíneas mueven hasta septiembre un 64% menos de pasajeros que en 2019

Operan un 49% menos de vuelos que en el año previo a la pandemia y el nivel de ocupación medio de los aviones se sitúa aún un 20% por debajo. Las aerolíneas creen que la recuperación total no llegará hasta 2023 o 2024

Pasajeros subiendo a un avión de EasyJet.

Pasajeros subiendo a un avión de EasyJet. EP

La Asociación de Líneas Aéreas (ALA), que aglutina a las compañías que mueven el 85% del tráfico aéreo de España, encara la temporada de invierno con «buenas perspectivas» y la esperanza de volver a niveles previos a la crisis sanitaria. Sin embargo, recuerda que en el conjunto del año siguen muy por debajo del nivel previo a la crisis sanitaria tanto en vuelos como en pasajeros.

Según ha explicado el presidente de la asociación, Javier Gándara, entre enero y septiembre sólo se han reactivado el 51% de las operaciones comerciales respecto al mismo período de 2019, mientras que apenas han recuperado el 36% de los viajeros. Es decir, están un 64% por debajo.

Por eso, desde ALA piden «cautela»porque dicen no tener «certezas» sobre el comportamiento de la demanda en los próximos meses. En este sentido, no esperan que el nivel de vuelos se normalice hasta 2023 o 2024. De momento, en el sector siguen en situación de ERTE unas 4.500 personas de los 17.000 de transporte aéreo que estaban acogidos al mecanismo en 2020.

Eso sí, la programación para la temporada supera a la de 2019. Entre octubre de este año y marzo de 2022 se han previsto 672.000 vuelos, un 1,9% más que en el mismo período previo a la pandemia. Aunque no todo lo que se diseña se acaba operando. «Hay muchos factores que pueden hacer que se realice o no se realice. Debido a la incertidumbre, hay más que nunca diferencia entre lo que se programa y lo que se vuela«, ha señalado.

Además, se da la circunstancia de que las dos últimas semanas de la pasada temporada de invierno estuvieron marcadas por el confinamiento. Así que, si se realiza la comparación con la temporada 2018-2019, todavía se está un 5,2% por debajo.

Por otro lado, el factor medio de ocupación de los aviones ha estado en el conjunto del año un 20% por debajo de los niveles previos a la pandemia. Si en 2019 los aviones iban a un 85% de su capacidad, en los primeros nueve meses de 2021 han estado al 65%. Ahora mismo, ese factor de ocupación está subiendo poco a poco, aunque no esperan que se normalice hasta la segunda mitad de 2022.

Levantar restricciones

Para favorecer la recuperación, desde ALA reclaman que se levanten las restricciones a nivel global y que se establezcan criterios comunes para desplazarse. «Se tiene que establecer un reconocimiento mutuo de los requisitos que se establezcan para viajar», ha remarcado Gándara.

En cuanto a los tráficos intercontinentales, se han visto animados por la reapertura de algunos países como Estados Unidos -a partir del 8 de noviembre-. Y la relajación de restricciones de Reino Unido también ha contribuido a la mejora de los desplazamientos. Sobre los viajes de negocios, las aerolíneas aseguran que empiezan a levantar el vuelo, aunque de momento a un nivel más internacional que doméstico.

Por otro lado, la asociación avisa de que si no se adoptan medidas adecuadas podrían reproducirse los problemas de congestión del tráfico aéreo europeo que se registraron en el pasado a medida que se vayan recuperando los flujos de la etapa previa a la crisis sanitaria. Gándara ha apuntado que el pasado verano ya se produjeron retrasos achacables a la gestión del tráfico aéreo en Europa, pese al menor número de vuelos.

Además, ha vuelto a reclamar que se incremente la dotación de Policía Nacional en los controles de pasaportes de aquellos aeropuertos con mayor densidad de tráfico internacional. Esta petición pretende así dar solución a la congestión que se ha registrado este verano po r el aumento del flujo de pasajeros internacionales en aeropuertos de Málaga, Sevilla, Ibiza, Tenerife Sur, Alicante o Madrid, entre otros.

Te puede interesar

Comentar ()