Economía | Empresas

Viajes El Corte Inglés busca nuevas alianzas tras la fusión con Logitravel

Fachada de un local de Viajes El Corte Inglés.

Fachada de un local de Viajes El Corte Inglés. EP

La división de Viajes El Corte Inglés fue la que más acusó el impacto de la pandemia. Ahora mismo se ha aprobado una extensión del ERTE hasta el 28 de febrero de 2022, pero la compañía encara la recuperación del turismo con el propósito de convertirse en un gigante a nivel internacional.

La primera piedra del proyecto ha sido la fusión con la agencia de viajes Logitravel, que este jueves recibió el visto bueno definitivo de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC). A partir de ahora, ambas empresas podrán comenzar a funcionar como una sola mediante un proceso de integración que pilotará Jorge Schoenenberger.

El consejero delegado de la compañía se ha fijado una hoja de ruta que pasa por convertirla en un líder en el sur de Europa y América en los próximos años. Para ello pretende duplicar la facturación de la empresa hasta situarla por encima de los 6.000 millones de euros. Ambas sumaban antes de la covid unas ventas de 3.500 millones.

Pero la integración con Logitravel no es más que un primer paso del proyecto con el que quiere convertirse en un referente internacional. De hecho, la compañía tiene encima de la mesa un abanico de operaciones para ampliar su negocio ya sea mediante adquisiciones o incorporaciones al accionariado de la empresa o bien a través de fórmulas de joint-venture y alianzas comerciales tanto a nivel de distribución como de turoperación.

Ahora mismo se exploran varias opciones: desde grandes compañías que podrían duplicar la facturación de la empresa de un solo golpe, hasta pequeños actores más locales en mercados que la firma considera estratégicos. Desde la firma insisten en que están centrados en crecer y aumentar sus ingresos y no tanto en reducir costes o buscar sinergias.

De momento, la idea con la que trabaja el grupo es ser capaz de abarcar todos los segmentos de edad. Con la incorporación de Logitravel, Viajes El Corte Inglés cuenta con ampliar su público a través del canal online y llegar al segmento más joven de la población que no tiene costumbre de acudir a sus más de 600 tiendas físicas.

De momento, se desconoce el nombre que se le quiere dar a la entidad resultante de la fusión, pero la intención es mantener las marcas. Entre otras cosas, la incorporación de Logitravel contribuye a reforzar la presencia de El Corte Inglés en toda la cadena de valor turística y le aporta sus avances tecnológicos que le ayudan a ganar cuota de penetración en el canal digital.

Asimismo, la compañía pretende dar un nuevo impulso a la marca de lujo Utópica, dirigida a un perfil de cliente más elevado. Además, quiere introducirse también en mundo de las experiencias mediante un producto propio y no descarta entrar en el negocio de la gestión hotelera, más allá de lo estrictamente inmobiliario que pueda ostentar el Grupo.

Recuperación de las reservas

De momento, el CEO de Viajes El Corte Inglés aseguraba este jueves en un foro turístico organizado en Madrid por la publicación Preferente que «las reservas se van recuperando muy bien». «El negocio vacacional está yendo francamente bien, pero todavía tenemos muchos destinos que no están disponibles», recordaba.

Asimismo, destacaba estar notando un alto nivel de peticiones para la organización de eventos de cara al próximo año 2022. También confiaba en que, con el avance de la vacunación, se produzca un notable repunte de todo el segmento de ocio (eventos, espectáculos…), donde la compañía también quiere crecer en su portfolio.

«Nuestra guerra es vender a cada uno lo que le hace ilusión con cercanía, compromiso y flexibilidad; persona a persona. Vamos a reforzar el trato con los clientes», abundaba Schoenenberger, que ha ejercido como socio de la consultora Deloitte desde 2011.

En este sentido, la empresa asegura estar centrada ahora en dar «la respuesta más rápida» a «un consumidor que tiene expectativas cambiantes«. Asimismo, también trabaja ya en planificar la campaña de cruceros del próximo año. «Las reservas van muy bien aunque se han despertado hace cuatro días. Es un segmento muy fiel y la demanda viene muy fuerte», añadía Schoenenberger.

De momento, el propósito pasa por cumplir la hoja de ruta marcada hasta 2025. Y será a la luz de esos resultados cuando se pueda evaluar si la compañía debe extenderse a Oriente Medio y Asia.

Te puede interesar

Comentar ()