Economía | Empresas

El Corte Inglés aprueba un plan hasta 2026 para reducir su deuda e impulsar la venta 'online'

La compañía que dirige Marta Álvarez prevé doblar resultado con un Ebitda de 1.700 millones de euros. El próximo otoño pondrá en marcha una nueva Tarjeta de Compra universal con Master Card

Víctor del Pozo, consejero delegado; Marta Álvarez, presidenta; José Ramón de Hoces, consejero secretario.

Víctor del Pozo, consejero delegado; Marta Álvarez, presidenta; José Ramón de Hoces, consejero secretario. ECI

El Corte Inglés ha aprobado este viernes su Plan Estratégico hasta 2026, con el que el gigante de la distribución que preside Marta Álvarez pretende virar el rumbo tras haber registrado pérdidas por primera vez en su historia a causa de los efectos de la pandemia.

La nueva hoja de ruta marcada prevé duplicar en cinco años el resultado operativo de la compañía con un Ebitda de 1.700 millones de euros, reducir un 60% la deuda y multiplicar la venta online hasta que ésta represente el 30% de la facturación del Grupo. 

El proyecto se apoyará en el desarrollo de las líneas de negocio ya existentes como el ‘retail’, los viajes, los seguros y los servicios financieros, y buscará ganar protagonismo en los nuevos segmentos donde ha entrado la empresa como la logística, la telefonía móvil, la comercialización de energía o los servicios de seguridad y sistemas de alarmas. 

En este sentido, la Junta General de Accionistas -celebrada por primera vez en día laborable- ha aprobado las cuentas correspondientes al último ejercicio fiscal (entre marzo de 2020 y febrero de 2021). Antes de provisiones, las pérdidas netas antes fueron de 445 millones de euros y después de ellas, el impacto negativo se elevó hasta los 2.945 millones. Sin emargo, el resultado bruto de explotación (Ebitda) mantuvo el signo positivo con 142 millones de euros.

La presidenta del grupo Marta Álvarez ha señalado que la compañía está «ya en plena recuperación» y excluyendo el efecto del turismo, «el primer trimestre de 2021 va a cerrar con cifras muy cercanas a las de 2019».

Por su parte, el consejero delegado, Víctor del Pozo, ha explicado que «el futuro de El Corte Inglés se basa en la construcción de un ecosistema de negocios apoyado en una actividad de ‘retail’ única, que persigue cuatro beneficios: maximizar el valor y la rentabilidad para el Grupo; mejorar la competitividad en ‘retail’; crear sinergias entre los distintos negocios del Grupo; y disminuir los riesgos».

En cuanto a la diversificación del negocio, el consejero delegado se ha referido durante su intervención a las cuatro nuevas líneas de actividad que se han puesto en marcha: El Corte Inglés Logistics (operador logístico integral de referencia); Sweno como operador tras la alianza con Más Móvil; Sweno como comercializadora de energía; y Sicor para ofrecer a terceros servicios relacionados con la seguridad, servicios auxiliares y alarmas. 

Al margen de eso, la compañía ya ha ejecutado en las últimas semanas dos operaciones corporativas como la fusión de su división de Viajes con la agencia Logitravel para crear un gigante del sector turístico con más de 500 puntos de venta en todo el mundo; y la adquisición de la cadena de supermercados ‘gourmet’ Sánchez Romero.

Además, el pasado mes de mayo transformó su centro de Arapiles (Madrid) en un moderno ‘outlet’ con ropa de descuento y también ha convertido su centro de Guadalajara en un espacio de oportunidades además de incorporar un espacio específico para preparar los pedidos online.

El último plan estratégico se puso en marcha en 2018, cuando ocupaba la dirección Dimas Gimeno. Ahora, la nueva hoja de ruta para transformar el negocio durante los próximos años ha sido diseñada por Víctor del Pozo y una de las prioridades pasa por desinvertir en activos no estratégicos para reducir los 3.800 millones actuales de deuda que acumula la empresa.

Álvarez, que ha definido el Plan Estratégico como «un proyecto realista, pero ambicioso», ha resaltado que «el ejercicio 2020 ha resultado clave para la transformación de nuestro modelo de negocio y nos ha hecho más fuertes y más sólidos». Las agencias de calificación han decidido mantener sus valoraciones sobre la compañía. S&P dejó el rating del grupo en BB+ y el de sus bonos en BBB-, como hicieron antes las agencias Fitch y Moody’s.

Tras el ejercicio en el que alcanzó una cifra de negocios consolidada de 10.432 millones de euros (31,6% menos), la empresa se dispone a abrir una nueva etapa tras la vuelta a la senda de resultados positivos en esta primera parte del año y la aplicación de un ERE voluntario para 3.000 empleados. «El Corte Inglés está en plena evolución y transformación de nuestros negocios, lo que nos permitirá abordar el futuro con modernidad; obtener nuevas fuentes de ingresos, y conseguir mayor solidez empresarial», ha rematado la presidenta.

Nueva tarjeta de El Corte Inglés

Por su parte, también ha avanzado también el lanzamiento para el próximo otoño de una nueva Tarjeta de Compra de El Corte Inglés que, de la mano de Master Card, permitirá su utilización universal, es decir, en cualquier lugar del mundo. 

Al margen de eso. en el aspecto inmobiliario, está sobre la mesa la posibilidad de trasladar sus oficinas centrales de la calle Hermosilla a la sede de la antigua fábrica de confección Induyco, en un barrio próximo a la sede de empresas como Repsol o Amazon. De esta forma, se podría conseguir unos ingresos extra destinados también a mejorar la posición financiera.

En el cónclave de este viernes, la compañía también ha aprobado los planes de incentivos vinculados a objetivos, así como la remuneración de los miembros del consejo de administración. También se ha dado luz verde al informe de gestión, la propuesta de aplicación de resultados y la nueva composición del órgano de dirección de la empresa, que tras la marcha de los históricos Florencio Lasaga y Carlos Martínez Echevarría, queda en nueve miembros.

Durante el cónclave de este viernes, también se han ratificado las operaciones de compra y venta realizadas durante el ejercicio con acciones propias; la aprobación de reparto con cargo a reservas voluntarias de libre disposición; y la autorización para la adquisición derivativa de acciones propias y para la venta de autocartera.

Te puede interesar

Comentar ()