Economía | Empresas

Viajes El Corte Inglés acepta esperar al fin de la 'temporada alta' para negociar su nuevo ERTE

La división de Viajes de la compañía presidida por Marta Álvarez extenderá el expediente actualmente vigente hasta el 31 de octubre

Imagen del exterior de una agencia de Viajes El Corte Inglés.

Imagen del exterior de una agencia de Viajes El Corte Inglés. EP

Viajes El Corte Inglés ha aceptado prorrogar el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) actualmente vigente hasta el 31 de octubre y retrasar la negociación del nuevo hasta después de la ‘temporada alta’.

Según han trasladado fuentes sindicales a El Independiente, la empresa se mostró inicialmente poco receptiva a esta posibilidad. Pero tras la reunión de la mesa negociadora este miércoles, el grupo de Viajes ha accedido a la demanda planteada por SPV-Fasga.

La intención inicial de la compañía era aplicar la medida laboral a partir del 1 de septiembre hasta febrero de 2022 para un total de 4.656 trabajadores y con una suspensión de contratos de hasta un 70%.

Sin embargo, Fasga reclamó que la división de Viajes esperase a conocer los resultados de la ‘temporada alta’ y la evolución de la crisis sanitaria para acordar los términos del nuevo expediente en unas condiciones de menor incertidumbre.

También consideraban que sería conveniente sentarse a negociar una vez se conozca la nueva regulación que planteará el Gobierno en la prórroga que está prevista aprobar el 1 de octubre y que debe negociar con los agentes sociales.

Con ello, se podrá «negociar con mayor seguridad y conocimiento las condiciones del nuevo ERTE-ETOP» (causas económicas, técnicas, organizativas y de producción), señalaron desde el Sindicato Profesional de Viajes-Fasga.

Tras las primeras conversaciones de los representantes sindicales con los representes de la compañía (el despacho Sagardoy Abogados, la consultora Deloitte y el departamento de Relaciones Laborales), desde las centrales sindicales trasladaron una batería de propuestas, que serán ya discutidas después del verano.

En cualquier caso, aseguraron que tras analizar la documentación aportada por Viajes El Corte Inglés y realizar una ronda de aclaraciones técnicas, «la documentación presentada justifica la existencia de razones económicas y productivas que sustentan la necesidad de continuar con medidas de regulación de empleo».

Actualmente, están afectados más de 4.000 empleados hasta el 31 de octubre. Tras el acuerdo de este miércoles, la medida será la suspensión de contratos en días completos hasta un máximo del 80% con carácter general. Dado que la empresa estaba dispuesta a firmar un nuevo ERTE con un 70% de afectación máxima, desde CCOO han solicitado que a todas aquellas personas que todavía se les está aplicando el 80% se les rebaje la medida en estos próximos meses de prórroga.

Fusión con Logitravel

La empresa, que acaba de cerrar su fusión con Logitravel para crear un gigante del sector, se comprometió a mantener el empleo hasta el 28 de febrero de 2022. Esta fecha coincide con el fin del ejercicio fiscal de la compañía.

Entre otras cosas, desde el SPV-Fasga reclamaban que la empresa tenga en cuenta el número de operaciones y la demanda de servicios y no solo la facturación para determinar el porcentaje a aplicar. De hecho, la división de Viajes fue la más golpeada por la pandemia de todo el grupo.

Ahora, la quinta ola ha puesto en cuestión la recuperación de una línea de negocio que debido a las restricciones de movilidad internacional se esperaba que saliese de la coyuntura desfavorable más tarde que el resto de actores del sector del turismo.

La compañía había convocado a los representantes sindicales este miércoles 21 de julio a las doce de la mañana para empezar a debatir las propuestas. Desde CCOO habían pedido que la vigencia del nuevo ERTE se extendiera hasta el 15 de noviembre de 2021 y no hasta el 28 de febrero de 2022.

Según los detalles del acuerdo trasladados por Fasga, los trabajadores podrán solicitar voluntariamente medidas de reducción de jornada y los días de prestación se realizarán, preferentemente, en jornadas consecutivas.

Asimismo, se mantendrá el régimen de teletrabajo, salvo cuando ello no sea posible por necesidades organizativas o limitaciones tecnológicas. También se mantiene el abono del plus transporte/teletrabajo en proporción a los días no suspendidos.

Además, como complemento del ERTE se abonará una cantidad equivalente a la diferencia entre lo cobrado por plus de transporte y lo que se hubiera cobrado en su totalidad por este concepto. Además, se mantiene la posibilidad de solicitar una excedencia voluntaria con reserva de puesto de trabajo hasta la finalización del ERTE.

Te puede interesar

Comentar ()