Economía | Empresas

Telefónica afronta la fuga de clientes al low cost ante la crisis en el sector

Nuevo logo de Telefónica en la fachada de su sede en Las Tablas (Madrid)

Edificio de la sede de Telefónica. Europa Press

Telefónica afronta la pérdida de clientes que tienen contratados los paquetes convergentes medios y que se marchen o bien a otras ofertas de la competencia o que busquen alternativas dentro de Movistar y O2.

Fuentes de la compañía explican que la crisis económica derivada del coronavirus “puede provocar una fuga” de clientes hacia modelos donde los “márgenes son mucho más ajustados” que en otros paquetes convergentes.

De hecho, esta percepción fue trasladada a los propios sindicatos en la primera reunión que mantuvieron Telefónica y trabajadores para abordar el futuro laboral más inmediato, en el contexto de la proposición de salidas incentivadas a los mayores de 55 años.

No obstante, y a pesar de que Telefónica da por hecho que los clientes con este tipo de contratos van a buscar otras vías, no temen por el cliente premium que tiene contratados todos los canales en televisión, varias líneas telefónicas y fibra óptica para el hogar y aseguran que «dicho usuario está fidelizado» por lo que no existe riesgo de marcha.

Esta historia para la empresa dirigida por Álvarez-Pallete no es nueva. Desde hace años el presidente de la compañía, así como el máximo dirigente de la filial española, Emilio Gayo, han alertado de la alta competencia en nuestro país y en toda Europa que provoca que los ingresos sean mucho menores y los citados márgenes más reducidos. 

A cierre de 2020 Movistar cerró con una pérdida de más de 500.000 líneas menos y, según cálculos del sector la tendencia no va a cambiar y la sangría continuará afectando a Telefónica, Orange y Vodafone.

El negocio de la televisión también es otra de las grandes preocupaciones que trasladó Telefónica a sus empleados. La empresa de telecomunicaciones entiende que “al estar obligada a competir a un precio tasado” los ingresos se ven afectados. 

Durante la primera reunión mantenida este martes, los representantes de la empresa transmitieron a los empleados el contexto negativo en la que se mueve la empresa por la regulación que permite a cualquier competidor acceder a la red y explotarla a bajo precio”.

Nuevos encuentros

Los encuentros entre sindicatos y Telefónica se van a suceder esta semana y, según fuentes de la negociación, van a producirse este miércoles y jueves. Fuentes laborales remarcan que esperan que en las siguientes reuniones se toquen temas como la  recualificación de la plantilla, la deslocalización de actividades para mantener los puestos de trabajo en las provincias, la búsqueda de un mapa territorial donde se estipulen las necesidades de empleo en todas las provincias o la igualdad salarial. 

Además, Telefónica y sindicatos deberán negociar los principales ejes de actuación del plan de salidas incentivadas que prepara la compañía. De momento, lo único que se conoce es que la compañía va a lanzar este PSI para casi 4.500 trabajadores, si bien, de acuerdo a cálculos de la teleco, se espera que se acoja en torno al 70%.

Te puede interesar

Comentar ()