Economía

Moncloa se aferra a su promesa para evitar que los españoles paguen un 500% más por la electricidad

La factura de diciembre va camino de convertirse en la más cara de la historia.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera

Moncloa sigue aferrándose a su promesa de que los españoles pagarán lo mismo por su factura de la luz que en el año 2018. Pero mientras Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica, y el resto del Gobierno se encomiendan a las rebajas fiscales, el precio de la luz en el mercado mayorista no deja de subir. 

Este miércoles el ‘pool’ diario se disparará hasta los 291 euros por cada megavatio consumido. Si las cifras vistas en octubre abrieron una crisis en el Gobierno por los precios de la electricidad, lo que está ocurriendo en estos últimos días del año ha vuelto a provocar una nueva crisis energética. 

Hace tan solo un año, el precio de la electricidad no llegaba ni a los 50 euros, por lo que el incremento de esta Navidad respecto a la de 2020 es de un 500%. Tras estabilizarse en torno a los 200 euros la semana pasada, el precio de la luz ha vuelto a desbocarse en los últimos días. Y lejos de calmarse este nuevo repunte del coste de la electricidad, los expertos consultados por este periódico aseguran que antes de final de año podríamos ver los 300 euros por megavatio.

De hecho, los futuros que se negocian en los mercados financieros apuntan a que nos comeremos las uvas por encima de ese precio. Según los datos del Mercado oficial de futuros y opciones financieros en España (MEFF), desde el día 27 al 31 de diciembre se alcanzarán los 301 euros por megavatio. 

El Gobierno insiste en su promesa

A pesar de que los datos que maneja en sector energético dice que el precio de la electricidad no bajará, Moncloa insiste en que los españoles pagarán lo mismo que hace dos años. “El cálculo del compromiso expuesto por el presidente del Gobierno está garantizado, sin ningún lugar a dudas de aquí al 31 de diciembre», dijo Teresa Ribera este mismo martes. 

Además, la titular de la cartera energética recordó que “se ha reducido en un 96% la parte de los cargos para los consumidores y se ha aliviado la fiscalidad de la factura final que pagan los hogares, tanto los que están acogidos a la tarifa regulada como los del mercado libre».

Los consumidores descartan que se cumpla 

Las asociaciones de consumidores, por su parte, le niegan a Pedro Sánchez su promesa y ya anticipan que en diciembre el recibo eléctrico debería ser negativo para que cumpla su palabra. Porque con el incremento de diciembre, a pesar de que hubo dos jornadas donde el precio del ‘pool’ se hundió hasta los 100 euros, el encarecimiento de la energía doméstica se traduce en unos 0,3 euros por cada kilovatio. 

Teniendo en cuenta que suelen consumirse 10 kilovatios al día, cada hogar tiene que hacer frente a un incremento de 3 euros diarios respecto al año anterior. Es decir, que se espera que los españoles paguen alrededor de 60 euros más que hace justo un año.

La factura de un usuario medio con la tarifa regulada -el denominado PVPC- se situó en noviembre en 115,18 euros, un 68,1% por encima de los 68,50 euros del mismo mes del año pasado, siendo así la segunda factura más cara de la historia tras la del pasado octubre, según datos de Facua-Consumidores en Acción.

Moncloa maniobra

El Gobierno es consciente de que la crisis energética no amainará a principios de año, tal y como se preveía durante el pasado verano. Por eso, la ministra Ribera y el resto de su equipo -junto a otros Ministerios como el de Asuntos Económicos o Hacienda- trabajan en la búsqueda de alternativas fiscales para amortiguar el tensionamiento de los precios de la electricidad.

En este caso, el Ejecutivo estudia extender las rebajas de impuestos ya retocados durante los últimos meses, si bien los porcentajes de esas rebajas se adecuarán a la evolución del precio prevista para 2022. 

No obstante, Teresa Ribera no quiso precisar si seguirán produciéndose la reducción del 96% de los costes fijos de la factura o la rebaja del IVA, que pasó del 21% al 10% hasta el próximo 31 de diciembre. “No podemos replicar todas las medidas realizadas en este 2021, porque había que compensar todo un año de subidas en un trimestres, pero no descartamos poder mantener alguna medida fiscal», dijo la ministra en rueda de prensa este martes. Con todo, fuentes gubernamentales explican a este periódico que confían en que las nuevas medidas se aprueben en Consejo de Ministros antes de 2021.

Te puede interesar

Comentar ()