Economía

El Banco de España cree que la economía crecerá dos puntos menos de lo que dice el Gobierno

Estima que el PIB avanzará un 4,5% este año, dos puntos menos de lo que creía hace tres meses y frente al 6,5% que mantiene Calviño

El Banco de España entre la calle de Alcalá y la plaza de Cibeles. Europa Press

El Banco de España cree que la economía española crecerá un 4,5% este año, dos puntos menos de lo que estima el Gobierno (6,5%) y 1,8 menos que lo que el banco preveía en septiembre (6,3%), según ha anunciado este viernes. El recorte se debe sobre todo al menor avance de la economía registrado en el segundo y el tercer trimestre, a los cuellos de botella que están provocando problemas de suministro y a los precios de la electricidad.

Al contrario de lo que sucedía hace unos meses, cuando las diferentes instituciones y servicios de análisis recortaban el crecimiento inicialmente esperado para este 2021 y lo trasladaban al próximo año, ahora la institución también rebaja sus cálculos de cara a 2022. Así, en 2022 el Banco estima que el producto interior bruto (PIB) español avanzará un 5,4%, más de un punto y medio por debajo de lo que cree el Gobierno (7%) y cuatro décimas menos de lo que apuntó en septiembre (5,9%).

Sobre 2023, la institución sí mejora sus expectativas, estimando que España crezca un 3,9%, 1,9 puntos más de lo que creía en septiembre, y en 2024, año sobre el que antes no había hecho previsiones, un 1,8%. Sobre estos años el Ejecutivo no ha hecho públicas sus proyecciones. El Banco de España mantiene que estas cifras permitirían «retomar el nivel precrisis hacia el inicio de 2023», más tarde de lo que inicialmente había proyectado.

«Vemos una prolongación de la recuperación que se reinició en el segundo trimestre de este año, aunque vemos que está condicionada por una serie de factores que generan un nivel elevado de incertidumbre, como las tasas de inflación, los cuellos de botella, el consumo privado y la ejecución de los fondos del programa Next Generation EU», ha explicado el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Óscar Arce, en rueda de prensa.

La inflación en 2022 estará muy por encima de lo esperado

La inflación es la otra gran revisión que destaca en las nuevas proyecciones macroeconómicas del Banco de España. Mientras que la institución espera que este año los precios aumenten, de media, un 3% (sin tener en cuenta la energía ni los alimentos, un 0,5%), 8 décimas por encima de lo que estimaba en septiembre; en 2022 cree que se disparará hasta el 3,7%, 1,9 puntos más que lo que creía hace tres meses.

En esa línea, el Banco espera que la inflación se mantendrá elevada en los primeros meses de 2022, y que se «desacelere intensamente» con posterioridad. El gran pico de alza de los precios se debe, sobre todo a que «la inflación de nuestro país es mucho más sensible ante las fluctuaciones del componente energético de los precios», ha apuntado Arce.

«La inflación nos ha sorprendido al alza en los últimos meses hasta situarse en noviembre en el 5,6%. Estaríamos en estos momentos en el pico de este repunte inflacionario y a partir de la primavera del próximo año deberíamos empezar a observar una caída acusada de estas tasas de inflación», ha recalcado.

Por otro lado, a nivel mundial la economía también se continuará viendo amenazada por el aumento de los precios de la energía, aunque también influye la desaceleración que experimentaron estos, y los de otros bienes y servicios, al inicio de la pandemia. La subyacente, también a nivel global, el Banco destaca que ha registrado cierto repunte «pero considerablemente más modesto».

Esto, se debe sobre todo al desequilibrio entre la demanda y la oferta, que ha llevado a estas «notables presiones inflacionistas a nivel global», especialmente reseñable en el caso de la energía, lo que ha llevado a reducir el consumo de los hogares y a aumentar el coste de algunos productos.

Una recuperación «claramente menos dinámica» que los países del entorno

Son riesgos que, destaca el informe, afectan tanto al país como al resto de socios de la zona euro, aunque en España repercuten en mayor medida: «Estamos experimentando una recuperación claramente menos dinámica de la que están experimentando nuestros socios de la zona euro», reza el texto. A este respecto, las previsiones de la institución apuntan que la eurozona crecerá un 4,2% el próximo año, un 2,9% en 2023 y un 1,6% en 2024.

A nivel mundial, el Banco constata que la recuperación económica ha continuado en los últimos meses pero que, al mismo tiempo, y de la misma manera que sucede en España, ha perdido impulso por los nuevos brotes de Covid-19, la crisis de suministros y el encarecimiento de algunos productos.

Te puede interesar

Comentar ()