Economía

Solo el 15% de los trabajadores ha visto actualizado su convenio este año pese a la inflación disparada

Se han actualizado 641 convenios que, de media, han subido los salarios de los 3 millones de trabajadores afectados un 1,49% | En paralelo, los precios este año han subido un 2,5%

Sentada de los trabajadores del metal en Cádiz.

Sentada de los trabajadores del metal en Cádiz. EFE

Solo el 15% de los trabajadores españoles ha visto actualizado su convenio laboral este 2021, pese a que este año va a terminar con un incremento de los precios no visto en la última década. En concreto, según los datos que publica mensualmente el Ministerio de Trabajo, son 3,1 millones de empleados los afectados por algún tipo de revisión de su convenio en lo que va de año, frente a los 19,7 millones de ocupados que había en el país en el mismo mes.

En España, la mayoría de los trabajadores están protegidos por un convenio colectivo que puede revisarse para adaptarse a la situación de los precios actuales, tal y como se ha hecho con los sueldos de los funcionarios o con las pensiones. El Estado actualiza regularmente los salarios de sus empleados para compensarlos por el encarecimiento de los bienes, y a partir de enero las pensiones subirán año a año tanto como lo hagan los precios.

Aun así, hay quienes no están protegidos por estas figuras, pero en el país no existen datos públicos oficiales sobre el número de trabajadores fuera de convenio y los expertos señalan que los últimos confirmados, de 2018, no parecen reales. Pero aproximadamente y según Eurofound (2019) en España el 94% de los trabajadores de las empresas con más de 10 empleados estarían cubiertos por la negociación colectiva, es decir, que solo el 6% estarían fuera de convenio.

Estos últimos solo tienen como marco general que protege su sueldo el salario mínimo interprofesional (SMI), que fija por ley lo mínimo que puede cobrar un trabajador en el país que está fuera de convenio, algo que el Gobierno también trata de subir regularmente para no dejar atrás a este colectivo. El último incremento tuvo lugar en septiembre, después de que lo pactasen así el Ejecutivo y los sindicatos CCOO y UGT, fue una subida de 15 euros al mes, hasta los 950 euros mensuales. Este diciembre el Gobierno tiene previsto volver a aumentarlo de cara a enero.

Los salarios han subido solo un 1,49%

Volviendo a los datos de convenios del Ministerio de Trabajo y Economía Social, Estadística de Convenios Colectivos de Trabajo, hasta noviembre se han actualizado 641 convenios, afectando a 3 millones de trabajadores -670.000 menos que a lo largo del pasado año, también hasta noviembre- y registrando una subida salarial del 1,49%.

En total, este año 2.757 convenios tienen efecto, y repercuten en 7,3 millones de trabajadores. De estos, 2.132 eran de empresa, con efectos sobre 442.000 trabajadores y una subida salarial media del 1,1%, mientras que 625 eran sectoriales, con una subida del 1,51%.

Entre los firmados este año, un total de 641, la mayoría eran de empresa, 467, con subidas salariales del 1,04% hasta noviembre y afectando a 155.000 trabajadores, y 174 eran de sector, con incrementos salariales del 1,54% y afectando más 2,8 millones empleados.

Por sectores, el sector servicios es el que ha registrado la inmensa mayoría de las firmas de convenios, con 412, seguido de la industria, con 337, muy alejados de la construcción y del agrario, con 17 y 19, respectivamente.

Sin embargo, que se firme un convenio no quiere decir automáticamente que suban los salarios de los trabajadores que se acogen a él. De los 2.757 convenios vigentes en noviembre, y, de nuevo, según los mismos datos, uno de cada cinco incluía una congelación de sueldos, y solo el 16% incluía una subida salarial por encima del 2%, acorde con la inflación. Asimismo, dos de ellos incluían recortes salariales.

La mayor inflación en una década

Que los salarios se incrementen a través de los convenios solo un 1,49% es especialmente significativo en un año en que la inflación va a terminar con un alza de alrededor del 2,5%, de media, frente a la caída del 0,3% que experimentaron los precios el año pasado. No se veía una subida superior desde 2011, cuando aumentó un 3,2%, como muestran los datos de evolución de la variación de la media anual del IPC.

En noviembre, el IPC se ha situado en el 5,5%, su tasa más alta en 29 años. Por ese motivo, los sindicatos CCOO y UGT convocaron concentraciones ayer jueves para exigir a los empresarios una subida de los salarios acorde con la inflación.

En ese mismo sentido, la escasa subida de este año es relevante puesto que en las directrices marcadas el Acuerdo Interconfederal para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) 2018-2020, es decir, con vigencia hasta el pasado año, planteaba subidas salariales anuales del entorno del 2%. Ahora mismo la renovación del AENC está a la espera de que sindicatos y patronal se sienten a ello.

Los convenios de sector, de empresa y la reforma laboral

Los convenios colectivos funcionan de manera similar a como lo haría un contrato colectivo de trabajo, pero que en lugar de negociarse individualmente entre el trabajador y la empresa, ya establecen unas condiciones mínimas para los empleados, por encima de las que establece el Estatuto de los Trabajadores -con matices, porque en ocasiones los convenios pueden empeorar las condiciones-.

Así, los trabajadores fuera de convenio no cuentan con la herramienta que supone la negociación colectiva, y, por tanto, están más desprotegidos que los que sí los tienen. En esta situación se encuentran las trabajadoras del sector doméstico y algunos sectores de nueva creación, como analizan en profundidad en Newtral.

Los empleados pueden conocer qué convenio les afecta consultando su contrato de trabajo, donde se suele indicar. De lo contrario, la empresa tiene la obligación de comunicarlo. En España existen convenios por sectores tanto a nivel nacional como autonómico, provincial, e igualmente existen los convenios de empresa.

En la negociación de la nueva reforma laboral estos días, precisamente, el Gobierno está negociando con los sindicatos y los empresarios si recupera la prevalencia de los convenios de sector sobre los de empresa, tal y como sucedía antes de la reforma laboral de 2012, la de Mariano Rajoy. De ser así, el convenio de sector actuaría como marco de mínimos que no podría empeorarse en los convenios de empresa, como sí sucede ahora.

Te puede interesar

Comentar ()