Economía

CEOE: “Las empresas españolas aún no están aprovechando las nuevas tecnologías digitales”

La Comisión Europea elabora todos los años el Índice de Economía y Sociedad Digital (DESI) que resume en diferentes indicadores el rendimiento digital de Europa y permite ver la evolución de los Estados Miembros en competitividad digital y, en el índice de 2021, España sigue siendo un referente en materia de conectividad e incluso asciende al tercer puesto.

Sin embargo, en la vertical de “integración de tecnología digital” — siendo uno de los principales factores el nivel de digitalización en las empresas — ocupa el puesto 16 de toda la UE.

Las principales patronales del sector empresarial y tecnológico, CEOE y DigitalES, comentan a Servimedia su punto de vista sobre los datos del informe DESI 2021. Según el director de Digitalización, Innovación, Comercio e Infraestructuras de la CEOE, César Maurín, el “principal problema es que las empresas españolas aún no están aprovechando de manera eficiente las nuevas tecnologías tales como la IA, los macrodatos o la nube, que podrían contribuir a un mayor desarrollo de la productividad en nuestro país”.

Para la CEOE, el lugar de España (puesto 16 de los 27 miembros de la UE) se explica porque “el tejido empresarial español está formado mayoritariamente por pymes” y, aunque éstas hayan incorporado la tecnología en sus procesos diarios “al nivel de la media europea, están lejos de los países que lideran ese indicador y por debajo de lo que se debería exigir a una economía como la española”.

Además, recalca que a “esa baja integración tecnológica en las empresas hay que añadir la dificultad que supone no contar con suficientes trabajadores cualificados en el ámbito de las TIC, lo que impide aprovechar todo el potencial de la tecnología actual”.

Víctor Calvo-Sotelo, director general de DigitalES, realiza un análisis similar y señala que España tiene “un tejido productivo con una mayor proporción de pequeñas y medianas empresas que muchos otros países europeos. Es justo decir que la brecha en digitalización no aparece tanto entre países, o sectores de actividad, sino entre grandes y pequeñas organizaciones”.

El eje del Gobierno para abordar este problema es el Plan España Digital 2025, que incluye según señala la CEOE, un Plan de Digitalización de Pymes que, “apoyado en los fondos europeos y a través del programa ‘Kit Digital’, contará con un presupuesto de 3.000 millones de euros para incrementar el grado de digitalización de pequeñas empresas y microempresas”.

Otro de los puntos clave del Plan España Digital 2025 será el de la conectividad, no solo para las pequeñas compañías, sino para todo el tejido industrial. En este sentido, España sí está en buena posición y se sitúa como referente dentro de la UE, ocupando el tercer puesto entre todos los países miembros.

Maurín destaca que “el buen posicionamiento que tiene nuestro país en materia de conectividad ha quedado patente en los momentos más agudos de la pandemia, apoyado en unas redes de telecomunicaciones que han soportado de manera brillante el incremento del flujo de datos”.

España saca pecho en infraestructuras de fibra y 4G, pero aún tiene pendiente el despliegue de las redes de quinta generación. Esta tecnología será clave no solo en temas de conectividad, sino que permitirá aglutinar y potenciar tecnologías como la IA, cloud o computación, básicas para que el sector empresarial y TIC creen nuevos servicios y modelos de negocio.

Para Víctor Calvo-Sotelo, en 2021 se “produjeron avances muy relevantes para el desarrollo del 5G, como la reordenación de la banda de 3.5Ghz o la subasta de la banda de 700Mhz”. No obstante, advierte que “el avance de despliegues de telecomunicaciones está muy condicionado al entorno regulatorio, fiscal y administrativo” y desde la patronal tecnológica abogan “por un entorno sensato, equilibrado, lo más armonizado posible a nivel europeo”.

En este sentido, la Comisión Europea elaboró el llamado ‘Toolbox’, una serie de recomendaciones para que los países miembros elaboren su propia legislación, entre las que cabe destacar el uso de certificaciones independientes y criterios técnicos para determinar la elección y entrada de actores en el despliegue.

Por su parte CEOE, también destaca las acciones desarrolladas por la Administración en materia 5G, pero advierte que “aún queda mucho camino por recorrer y debemos persistir en este esfuerzo, de forma conjunta, a través de la colaboración público-privada” para situar a nuestro país en la “élite de la competitividad digital”.

Te puede interesar

Comentar ()