Economía

Pedro Sánchez evita pedir a sindicatos y empresarios una subida salarial concreta pese a la inflación

"No nos ha pedido que se pierda poder adquisitivo", ha asegurado el secretario general de CCOO tras la reunión con el Gobierno

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, y el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, en una reunión del Gobierno.

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, y el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, en una reunión del Gobierno. Europa Press

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reunido este lunes a sus ministros económicos, a los secretarios generales de CCOO y UGT y a los presidentes de CEOE y Cepyme. La convocatoria tenía como motivo inicial hablar sobre el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, al que están ligados los fondos europeos que España recibirá de la Comisión Europea para salir de la crisis del coronavirus, pero se ha centrado en la situación económica del país tras la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

Desde Moncloa no han explicado cómo se ha desarrollado la reunión ni han detallado el contenido de la misma, pero los representantes de las organizaciones empresariales y sindicales sí han comparecido, y explicado que el presidente no les ha pedido cuánto tendrían que subir los salarios este año. La semana pasada, Sánchez pidió en el Congreso «un gran acuerdo de rentas» a estos agentes sociales, que proporcione «estabilidad y confianza» para evitar caer en una espiral de inflación que afecte a las familias y ponga en riesgo la recuperación.

Como El Independiente ya explicó en más profundidad este fin de semana, los sindicatos están exigiendo a los empresarios subir los salarios ante la inflación desbocada. En febrero el IPC subió un 7,4%, cifra no vista desde 1989 y después de un 2021 donde los precios no han dejado de aumentar. En contraposición, el año pasado solo se revisaron los sueldos de 3 millones de trabajadores, y estos subieron de media un 1,47%.

Así, los trabajadores están perdiendo mes a mes poder adquisitivo, ya que ganan lo mismo mientras los productos y servicios que compran aumentan todos los meses de precio, sobre todo debido al encarecimiento de la energía. Pero los economistas advierten de que subir los sueldos al mismo ritmo que la inflación solo provocaría más inflación y empeoraría la situación, por lo que sería necesario pedir un esfuerzo a ambas partes. A los sindicatos, para que acepten subidas salariales por debajo del IPC, y a los empresarios, para que no las trasladen a los precios de sus productos y servicios.

«No nos ha pedido que se pierda poder adquisitivo»

En este sentido, los agentes sociales han asegurado que el Gobierno ha manifestado «respeto total» sobre la negociación salarial. «No nos han pedido que se pierda poder adquisitivo», ha afirmado el secretario general de CCOO, Unai Sordo. «Ni siquiera el Gobierno ha hecho una valoración sobre cómo tendrían que evolucionar los convenios salariales», ha apuntado.

El presidente de la patronal de empresarios CEOE, Antonio Garamendi, ha confirmado que la reunión ha versado, a nivel general, sobre el conflicto de Ucrania y sus repercusión en la economía, y no solo del pacto de rentas. «El presidente nos ha expuesto cómo ve las cosas, en un futuro donde el día a día es el que marca las cosas que nos están pasando», se ha limitado a exponer.

Los empresarios y los sindicatos continuarán negociando, por su lado, el nuevo Acuerdo Interconfederal para la Negociación Colectiva (AENC), que establecerá entre otras cosas la subida salarial que deberán seguir después los negociadores de cada convenio sectorial.

En estas reuniones, los sindicatos pedirán que se incluyan en los convenios cláusulas de revisión salarial para que los trabajadores no pierdan poder adquisitivo. Estas cláusulas eran comunes a principios de los 2000 pero han caído del 70% al 15% de los convenios desde entonces.

«La inflación muy alta que tenemos no va a poder repercutirse de forma inmediata al conjunto de los salarios, pero en el plazo de tres años hay que garantizar que conserven su poder de compra y eso se hace a través de cláusulas de revisión salarial», ha indicado Sordo. Pero Garamendi ha replicado que ligar los salarios a la inflación «es un error tremendo de futuro y para España». Ambas partes se reunirán de nuevo el miércoles para continuar negociando el nuevo AENC.

Te puede interesar

Comentar ()