Economía | Empresas

El Gobierno desconcierta a las gasolineras al no explicar cómo será el descuento de 20 céntimos

Vehículos repostando en una gasolinera.

Vehículos repostando en una gasolinera. EFE

“Este martes se va a presentar un plan de choque para frenar los precios de la energía y no hemos recibido ni una sola directriz de cómo deberemos actuar a partir del día siguiente que aparezcan en el BOE las medidas”. Este es el sentir general de las principales compañías del sector petrolífero español a pocas horas de que se apruebe en el consejo de ministros las principales directrices que, a priori, deberán ser propulsoras de una “rápida y fuerte” bajada en los precios de la electricidad y carburantes. O, al menos así, lo adelantaba Pedro Sánchez durante su discurso durante el encuentro ‘Generación de Oportunidades’, un foro de Europa Press en colaboración con McKinsey & Company.

Moncloa explicará con detalle tras el consejo de ministros todas sus medidas para abaratar el precio de las materias primas energéticas, en las que destaca la fijación de una cantidad máxima en los ciclos combinados (propulsados por gas) en el mercado eléctrico español para evitar que la materia prima influya en el recibo eléctrico, así como la rebaja de 20 céntimos por litro de los carburantes para todos aquellos que reposten en las gasolineras de nuestro país.

A pesar de que Pedro Sánchez mantuvo contactos con los presidentes de las grandes compañías petroleras, eléctricas y gasistas, según detallan las diversas fuentes consultadas, el Gobierno ha optado por no transmitir de qué manera deberán articular dichas rebajas en los precios de la gasolina o en el recibo de la electricidad.

Desde el sector petrolero se transmite una “profunda preocupación” por la “incertidumbre generada a consecuencia de las medidas”. Las fuentes consultadas por El Independiente recalcan que se muestran a favor de que el Ejecutivo ponga en marcha un plan específico para contener los precios de la energía, pero reprochan que no hayan tenido acceso a los detalles para poder trabajar en consecuencia de las medidas que serán aprobadas próximamente.

Sin saber aplicar los descuentos

En este sentido, las empresas petroleras aún no conocen cómo deberán aplicar los descuentos anunciados por Pedro Sánchez. Hasta ahora, las principales empresas del sector como BP, Cepsa y Repsol anunciaron descuentos a sus clientes a través de su aplicación o tarjeta de fidelización. Pero a partir de abril todas las estaciones de servicio deberán rebajar en 20 céntimos, de los cuales 15 provendrán de las arcas del Estado, y otros 5, de la empresa.

La Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio, por su parte, alerta de la forma en la que se produzcan los descuentos. Desde la patronal recuerdan que desde que se conociera el pasado 14 de marzo que el Gobierno planeaba una rebaja en el precio de los combustibles, ha intentado mantener conversaciones para poder planificar las estrategias a seguir por las rebajas. “No sabemos el mecanismo y es importante. Merecíamos saber si ese dinero será adelantado por el Gobierno o lo tendremos que poner de nuestro bolsillo o si bien vamos a tener acceso a un mecanismo de compensación”, argumentan.

Desde la confederación se pone de manifiesto que “más del 70% de las estaciones de servicio son pequeñas y medianas empresas por lo que los descuentos si no se cuenta con un remanente y con un plan específico, será complicado aplicarlo”.

Por último, piden al Ejecutivo que se copie el modelo adoptado por Francia. En nuestro país vecino se tomó la decisión de que fuera el Gobierno quien pagara un descuento de quince céntimos de euro a las operadoras que venden el carburante a las gasolineras. De esta manera, la gasolina y el diésel llegan al surtidor con precios rebajados y las estaciones de servicio no alteran posteriormente el coste del litro del derivado del petróleo.

Las eléctricas se dividen a la espera

Si las petroleras están a la espera de conocer más detalles de cómo se aplicarán los descuentos en las gasolineras, el sector eléctrico también viven jornadas de zozobra. Fuentes del sector eléctrico detallan que el Ejecutivo de Pedro Sánchez sigue sin dar a conocer la letra pequeña de la nueva legislación que aprobará el consejo de ministros este martes.

Las diversas voces remarcan que la información ha llegado a cuentagotas y siempre a través de comunicaciones oficiales como la del pasado viernes, en la que Pedro Sánchez anunció desde Bruselas que España y Portugal pondrán un límite de precio en la oferta de la electricidad que provenga de los ciclos combinados. Por tanto, ni Endesa, Iberdrola, EDP y Naturgy desconocen cuál será, por ejemplo, el precio máximo en las plantas que tiran de gas.

Tampoco conocen cómo conseguirá el Gobierno desligar el precio del gas de la electricidad para que no afecte al mercado europeo, una condición indispensable para la Comisión Europea. El País ha avanzado que España fijará dos precios: uno que arrojará un valor para las interconexiones internacionales (Francia) y la segunda que fijaría el precio interno.

La opacidad del Gobierno ante las medidas ha derivado en la creación de dos bandos dentro de las empresas energéticas. Iberdrola y Endesa han ejercido presión para que el gas se desligue completamente del precio de la luz para no incrementar el precio del resto de las tecnologías con las que se genera electricidad mientras que Naturgy considera que la mejor opción es la de limitar el precio del gas, pero siempre manteniéndolo dentro del mercado mayorista.

Te puede interesar

Comentar ()