Economía | Empresas

Bruselas esquiva la propuesta de Ribera y fija el precio del gas en la electricidad en una media de 50 euros/MWh

Teresa Ribera, vicepresidenta de Transición Ecológica.

Teresa Ribera, vicepresidenta de Transición Ecológica. EFE/Javier Lizón

Fumata blanca en Bruselas. España y Portugal han alcanzado un acuerdo para limitar el precio del gas en el mercado eléctrico. Finalmente, España no podrá topar a 30 euros el megavatio, pero a cambio ha conseguido arrancar un precio medio de 50 euros euros en la tecnología de ciclos combinados, centrales en las que se utiliza dicha materia prima, que ha experimentado incrementos de hasta el 400%.

No obstante, estos 50 euros se verán rebajados durante las primeras semanas y, tal y como ha avanzado la Comisión Europea, el precio del megavatio a la hora del gas en el mercado eléctrico tendrá un tope de 40 euros. Así, de acuerdo al sector, el precio final del megavatio a la hora de la electricidad en los ciclos combinados se limitará a unos 110 euros.

Además, Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica, ha explicado que la medida se extenderá un año. La nueva propuesta será aplicada la semana que viene con toda probabilidad, una vez que se apruebe en el consejo de ministros. «El precio de la electricidad no se verá incrementado artificialmente», ha dicho la titular de la cartera energética.

Fuentes del ministerio aseguran que la Comisión se ha comprometido a trabajar de forma activa para lograr los objetivos de incremento de interconexión de la Península Ibérica con el resto de Europa.

«Tenemos un acuerdo político con la Comisión Europea tras semanas muy intensas de trabajo técnico difícil», declaró el titular portugués de Acción Climática, Jose Duarte Cordeiro.

Fuentes del sector energético recalcan a este periódico que una de las razones por las que se ha rechazado la petición de que se limitara el precio de la electricidad a 30 euros es la de la competitividad entre diferentes países. Tal y como avanzó este periódico, las grandes potencias entendían que las empresas españolas se beneficiarían respecto a las europeas por lo que los precios que ofrecerían de sus bienes y servicios serían más competitivos.

Ribera ha viajado a Bruselas para verse las caras de manera urgente con la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, para abordar la propuesta presentada por los dos países para abaratar el precio de la luz.

Cabe recordar, en este sentido, que la propuesta del Ejecutivo había levantado ampollas dentro del sector eléctrico. Tanto es así, que las empresas españolas se habían citado con representantes de la Comisión Europea para intentar modificar varios de los puntos que España había remitido hace tres semanas.

Te puede interesar

Comentar ()