Economía

La fábrica de Coca-Cola de Fuenlabrada, de símbolo sindical al mayor centro de datos de España

Ilustración de la antigua fábrica de Coca-Cola de Fuenlabrada y futuro centro de datos de Thor Digital

Ilustración de la antigua fábrica de Coca-Cola de Fuenlabrada y futuro centro de datos de Thor Digital C.V.

En el término municipal de Fuenlabrada (Madrid), dentro del triángulo que forman la localidad fuenlabreña, Móstoles y Leganés, se alzará el mayor centro de procesamiento de datos de España. La parcela sobre la que se edificará el megalómano proyecto de Thor Equities Group es mucho más que un pedazo de tierra al sur de Madrid, ya que se trata de la antigua fábrica de Coca-Cola, uno de los símbolos más vivos de la lucha sindical en España. Ocho años después del inicio de la contienda legal entre los trabajadores de la difunta planta y Coca-Cola Iberian Partners (CCIP), – entonces la mayor embotelladora de la marca de las burbujas – el terreno pasará de las concentraciones de manifestantes a dar cobijo a la nube de Amazon, Google o Microsoft.

La batalla entre los empleados de la factoría de Coca-Cola en Fuenlabrada y sus propietarios comenzó en 2014. CCIP aprobó un ERE (Expediente de Regulación de Empleo) que dejaba a 821 trabajadores en la calle – de los 1.190 previstos -, lo que dinamitó el conflicto. Las reivindicaciones de los afectados llegaron hasta el Tribunal Supremo, que un año después del despido masivo declaró como ilegal aquella sentencia. El ERE se anuló. La resolución provocó la readmisión de cerca de una centena de trabajadores a la multinacional, aunque en una labor diferente porque Coca-Cola decidió hacer de la fábrica un centro logístico.

La brega sindicalista sacudió a Marcos De Quinto, que antes de su paso por Ciudadanos y en mitad del litigio entre Coca-Cola y los trabajadores, accedió a la vicepresidencia ejecutiva mundial de la marca. En 2017 De Quinto sufrió un escrache el día de su boda en plena movilización de la plantilla y en diciembre de 2018 Coca-Cola y trabajadores de Fuenlabrada sellaron un acuerdo que significaba una de las grandes victorias de los sindicalistas de los últimos años. El pacto fue validado en asamblea por el 95% de los trabajadores del centro de Fuenlabrada y permitió que los empleados menores de 52 años obtuviesen el 80% del salario neto durante dos años por un «permiso retribuido»; los que alcanzaran los 52 años en un plazo de dos años gozarían de un estado de prejubilación de dos años (de enero de 2019 a enero de 2021) respectivamente en función de su edad; a los mayores de 52 años se les prejubiló con extinción de contrato con salarios del 93% para este colectivo; para los mayores de 61 años, extinción con indemnización y pago único pactado para su acceso a la jubilación.

El mayor centro de datos de España

Casi una década después del comienzo del proceso judicial entre CCIP y los trabajadores de su fábrica, el fondo estadounidense Thor Equities Group dará vida al gigantesco solar con ‘Madrid One‘. Según ha informado Expansión, Thor Digital invertirá 600 millones de euros en la puesta en marcha del mayor centro de datos de España. ‘Madrid One’ contará con una extensión similar a la de 31 campos de fútbol (225.000 m²) donde se levantarán diez edificios.

El proyecto, del que forman parte la compañía española especializada en desarrollo inmobiliario Arnaiz y la ingeniera Quark Unlimited, arrancará su construcción en septiembre y tendrá a finales de 2023 sus primeras edificaciones, tal y como señala el medio citado.

Las previsiones apuntan a que el centro de procesamiento de datos podría dar unas rentas anuales superiores a los 30 millones de euros. David Hunt-Cuadrado, socio responsable para Europa de Thor Equities y socio fundador de Thor Digital, ha destacado en declaraciones para Data Centre Magazine el potencial de Madrid como gran centro estratégico del sur de Europa en lo que concierne a los centros de datos: «Es importante destacar que España tiene una de las redes de energía más confiables de Europa y, al mismo tiempo, se beneficia de una sólida conectividad de red y fibra con América del Sur y África».

La vieja fábrica de Coca-Cola agota sus últimos meses en pie antes de ser demolida para dar paso a ‘Madrid One’. La que un día fue un emblema de la fuerza sindical en España pasará a ser una el mayor centro de procesamiento de datos de España y una de las primeras tomas de contacto de Madrid como ese valioso enclave de almacenaje digital.

Te puede interesar

Comentar ()