Economía | Empresas

Mahou logra récord de ventas en 2021 y todavía descarta subir precios pese el alza de costes

El mayor grupo cervecero cierra con la cifra de ventas más alta de su historia (1.472 millones) pero con casi la mitad de beneficio que en 2019

Entrada de la sede corporativa del grupo Mahou en Madrid.

Entrada de la sede corporativa del grupo Mahou en Madrid. Mahou-San Miguel

La cervecera Mahou San Miguel logró 102,9 millones de euros de beneficio en 2021. La compañía mejoró sus ventas un 17,5%, hasta los 1.472 millones de euros, registrando la cifra de negocio más alta de su historia. Aún en un entorno marcado por la pandemia, la cervecera dice haber superando sus expectativas.

La mejora de ventas se debe al buen comportamiento del canal de alimentación, donde Mahou San Miguel mantuvo el aumento de sus ventas de 2020, y la recuperación paulatina de la hostelería.

En total, el aumento del volumen de ventas de la cervecera alcanzó los 18,7 millones de hectólitros, un 5,6% más que el año anterior. De ellos, 14,7 millones correspondieron a cerveza y 4 millones a su negocio de agua. En 2020, 13,5 fueron de cerveza y 4,2 a agua mineral.

Para este 2022, la compañía dibuja un escenario complicado por el alza de costes y cree que no será posible repetir los beneficios de 2021. La subida de precios afecta tanto a parte de su factura energética como a gran parte de los insumos que utiliza para la producción. En materia de electricidad, está parcialmente cubierta por un contrato a diez años cerrado con Endesa.

«El nivel de incertidumbre y volatilidad es máximo. Nuestras ventas están creciendo a doble dígito, pero los costes crecen por encima de nuestras expectativas. Mientras podamos aguantar, seguiremos como estamos», ha dicho Alberto Rodríguez-Toquero, Director General de Mahou San Miguel, durante la presentación de resultados.

Por otro lado, la compañía destinó más de 185 millones de euros en 2021 para ayudar a la reactivación de la actividad de sus clientes de hostelería y alimentación. También para mejorar la seguridad de los establecimientos.

“2021 ha sido un buen año, no exento de dificultades, del que podemos sentirnos muy orgullosos. Todo el apoyo que hemos dado a nuestros clientes desde el inicio de la pandemia, renunciando a gran parte de nuestro beneficio para ayudar a su reactivación, ha retornado a nosotros en forma de ventas, registrando cifras cercanas a las anteriores a la crisis sanitaria”, ha remarcado.

La compañía cerró el año con más de 3.800 profesionales, repartidos en sus ocho centros de producción, cuatro manantiales y plantas de envasado de agua, su sede corporativa, sus delegaciones comerciales ubicadas en 11 Comunidades y sus oficinas internacionales.

Te puede interesar

Comentar ()