Economía | Empresas

3.000 empleos y 400 empresas en riesgo por el coto del Gobierno al cigarrillo electrónico

El Consejo de Ministros aprobó un anteproyecto de Ley que equipara el cigarrillo electrónico al convencional y prohíbe, en cinco años, la venta de tabaco fuera de los estancos

Mujer fumando un cigarrillo electrónico y

Cigarrillo electrónico

El Gobierno aprobó el martes en Consejo de Ministros un anteproyecto de Ley del Mercado de Tabacos y Otros Productos Relacionados, que contempla que sólo los estancos puedan vender vapeadores y cigarrillos electrónicos dentro de cinco años.

La Asociación de Promotores y Empresarios del Vapeo (UPEV) se muestra contraria al cambio normativo y avisan de que, en caso de que salga adelante, asestará «un duro golpe para un sector que tras años muy difíciles se estaba consolidando en España en términos económicos y de generación de empleo».

En concreto, calculan que más de 3.000 personas podrían perder su puesto de trabajo y que 400 empresas en toda España se verán abocadas al cierre si finalmente prospera la modificación legislativa.

Se trata, según la patronal de sector, de «la vuelta al modelo del pasado propias de una época oscura y pasada en la que se logró monopolizar en los estancos la venta de nicotina» por parte del Estado.

El presidente de los empresarios del vapeo, Arturo Ribes, señala que «el cigarrillo electrónico es un producto completamente distinto al tabaco, como ha reconocido el Tribunal de Justicia de la UE, tras la aprobación de la Directiva comunitaria 2014/40/EU, que avala que se regule de manera distinta del tabaco».

Además, afea que aquellos que han recurrido a los vapeadores para dejar de fumar se vean obligados a comprarlos en estancos, donde lo que se vende principalmente es tabaco.

A partir de ahora, el texto deberá pasar un largo trámite, donde deberá pronunciarse el Consejo de Estado y abrirse una consulta pública. La organización que representa al sector está dispuesta a presentar alegaciones y denuncia que hasta ahora no ha sido consultada. «Asistimos a una decisión unilateral que no compartimos por injusta y desproporcionada», abunda Ribes.

Por otro lado, desde la patronal recuerdan que la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) se opuso al cambio y consideró en un informe “desproporcionada e innecesaria la prohibición de la venta de cigarrillos electrónicos en tiendas especializadas y por el sistema online”.

Te puede interesar

Comentar ()