Economía

La AIReF denuncia la opacidad del Gobierno con los fondos europeos

Critica la "falta total y absoluta de información" que le impide estimar el impacto que estas ayudas tendrán en la economía española

La presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), Cristina Herrero.

La presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), Cristina Herrero. EFE/ Víctor Casado

El organismo encargado de vigilar la sostenibilidad de las finanzas públicas alerta de que el Gobierno no le da la información necesaria para estimar cuál será el impacto de los fondos europeos en la economía española. Lo dejó claro la presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), Cristina Herrero, este jueves durante la presentación de su informe sobre la actualización del Programa de Estabilidad 2022-2025.

«Hay una falta total y absoluta de información que permita determinar cuál va a ser el impacto de los fondos», lamentó la máxima directiva de la AIReF. «Sería fundamental que se dieran datos de cuál es la incidencia del Plan de Recuperación en términos de contabilidad nacional, porque es lo que más aproxima la llegada de los fondos a la economía. Estamos en un momento de extrema incertidumbre, pero eso no puede evitar que pongamos cifras sobre la mesa. La AIReF tiene que hacer sus propios cálculos», criticó.

El organismo ya rebajó en abril el impacto de los fondos europeos en el tejido productivo español. Estos fondos Next Generation, en total 140.000 millones concedidos por la Comisión Europea a España para hacer frente al impacto de la pandemia en la economía, la mitad de los cuales no tendrá que devolver, llegarán progresivamente entre 2021 y 2026. El pasado año España recibió tanto el anticipo de los fondos, 9.000 millones, como el primer paquete, de 10.000 millones, y próximamente recibirá el segundo, de 12.000 millones.

Hoy por hoy, y en base a «una estimación alternativa» a partir de la documentación disponible sobre hitos y compromisos a cumplir y adjudicaciones publicadas, la Autoridad calcula que los fondos impulsarán el crecimiento en 1,8 puntos de PIB este 2022 (hasta el 4,3%), y que en 2023 el impacto será de 2,3 puntos (del 3,3%), para disminuir hasta los 1,9 en 2024 y hasta los 0,8 en 2025. En otro escenario, el de riesgo, el impacto sería de 1,1 puntos este año, y de 2, 1,9 y 1,4 en los sucesivos. Pero son cálculos hechos sobre demasiada poca información.

«El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) continúa sin estar integrado en la Actualización del Programa de Estabilidad. No se ofrece una senda realista de ejecución de las inversiones en términos de contabilidad nacional ni tampoco su potencial impacto sobre el gasto estructural», asegura el informe de la AIReF. También critica que el programa no integre las medidas encaminadas a reducir el déficit, como la reforma tributaria o la de pensiones, aunque sí se enumeran en el Plan de Recuperación.

«El Programa de Estabilidad apenas contiene información sobre el impacto del Plan de Recuperación»

«El Programa de Estabilidad apenas contiene información sobre el impacto del Plan, solo dice que tendrá un impacto vital, pero añade muy poca información», subrayó también la directora de Análisis Económico de la AIReF, Esther Gordo. «La AIReF hace notar la falta de concreción del Programa de Estabilidad en torno al impacto macroeconómico del PRTR, un instrumento que cobra si cabe mayor centralidad como soporte del crecimiento económico en este entorno tan complejo», es aún más claro el organismo en otra parte del texto.

Es por esto que las cifras planteadas en el informe pueden quedar en agua de borrajas pronto. Gordo explicó que el impacto se ha calculado sobre los fondos que deberían llegar a la economía española cada año, «pero la experiencia de 2021 nos dice que lamentablemente los fondos pueden experimentar cierto retraso en el momento que llegan a la economía real respecto lo que es la ejecución», señaló. Contemplan, en ese sentido, que la llegada de los fondos se prolongue hasta 2026.

Otros riesgos que ponen en duda sus previsiones económicas son la pandemia del coronavirus y la estrategia de Covid cero de China, que puede dar lugar a cortes de suministro; la inflación, cuya persistencia e intensidad puede conducir a un endurecimiento de condiciones financieras globales, y los posibles efectos de segunda ronda, es decir, que entremos en una espiral de inflación -que todavía no se ha detectado, gracias a que el aumento de los salarios se mantiene «en tasas reducidas»-.

Más allá de los fondos, el organismo ha advertido del riesgo que supone no contar con una estrategia fiscal a largo plazo, como lleva años reivindicando al Gobierno. Según sus cálculos, si el Ejecutivo no toma medidas la deuda pasará de reducirse de aquí a 2025 -gracias al impulso de la recaudación que provoca la alta inflación y también el elevado crecimiento del PIB- a dispararse a partir de entonces, hasta alcanzar el 140% del PIB si el déficit se mantiene entonces, como prevé, entre el 1,5 y el 2,5%. Contar con todos los datos sobre la ejecución de los fondos europeos permitiría, a su vez, conocer en qué medida podrían ayudar a reducir el déficit y la deuda.

Te puede interesar

Comentar ()