Economía

Euskadi dará 2.400 euros al año y guardería gratis por cada hijo menor de 3 años

La medida aspira a frenar la baja natalidad que padece el País Vasco, con una de las peores tasas de toda Europa.

Imagen de un bebé en una incubadora siendo atendido por un sanitario

EP

Euskadi es uno de los lugares de Europa con la tasa de natalidad más baja. Lo es desde hace tiempo. El Gobierno vasco aseguró que esta legislatura fijaría este problema entre sus prioridades. Hoy el lehendakari Iñigo Urkullu ha anunciado que a partir del próximo año se concederán ayudas económicas para fomentar la natalidad. Durante un pleno monográfico celebrado hoy en el Parlamento Vasco, el lehendakari ha anunciado que se concederán ayudas de 2.400 euros anuales por hijo hasta los tres años.

La medida será aplicable a todas las unidades familiares en las que las rentas de ingreso no superen los 100.000 euros brutos. La ayuda se concederá a razón de 200 euros mensuales por menor de 3 años.

El pasado año en todo el País Vasco se registraron 14.296 nacimientos, una cifra que supone casi un 22% menos de alumbramientos que en 2016. La curva de nacimientos es descendente desde hace más de una década.

La medida será compatible además con las desgravaciones fiscales en el IRPF ya recogidas por hijo que en el caso de las haciendas vascas es de 950 euros por hijo y de 2.100 euros por dos hijos a cargo. Urkullu ha destacado que de este modo «una familia con dos hijos podrá percibir 6.600 euros al año en ayudas y por deducciones a lo que se añaden el resto de posibles incentivos».

Guardería gratuita

Además, las familias podrán disfrutar de la gratuidad en la red de guarderías acogidas a Haureskola, la red mayoritaria. La matriculación de los niños será gratuita hasta los dos años de edad.

Se mantienen también las actuales ayudas a las familias numerosas con hijos entre los 4 y 7 años. El objetivo de este programa, según ha señalado Urkullu es «crear un ecosistema de condiciones favorables para la emancipación y la construcción de familias.»

Junto a las ayudas por descendencia, el plan anunciado desde la tribuna por Urkullu, también contempla ayudas dirigidas a consolidar la situación de los jóvenes y facilitar su emancipación. Así, se concederán préstamos subsidiados, sin intereses, a los jóvenes para el impulso de proyectos de emprendimiento, para financiar programas de formación o para el alquiler de vivienda.

Comentar ()