Economía | Vivienda

La venta de viviendas vuelve a niveles del ‘boom del ladrillo’ de 2008

Construcción de nuevas viviendas en un barrio de Madrid.

Construcción de nuevas viviendas en un barrio de Madrid. EUROPA PRESS

El mercado inmobiliario parece que está en racha. En el mes de marzo se vendieron un total de 59.272 viviendas, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicados este viernes. Este nivel no se había visto desde enero de 2008 cuando se vendieron 61.825 viviendas en un solo mes. Con este dato, la venta de viviendas vuelve a niveles del ‘boom del ladrillo’. No obstante, en los tres meses de los que hay cifras, la venta de viviendas se ha situado por encima de las 50.000 transacciones.

Sin embargo, hay una diferencia respecto a 2008 y es que la diferencia de compraventa entre las viviendas nuevas y las usadas es mayor. Es decir, en el mes de marzo de 2022 se vendieron 47.762 viviendas usadas, lo que supone el 80,58% del total, mientras que en enero de 2008 (mes en el que se vendieron más viviendas que en el actual) el 53,1% fueron usadas, es decir 32.869 transacciones.

Las 59.272 viviendas suponen un crecimiento del 10,5% respecto a febrero; del 25,6% respecto al mismo mes del año anterior y si se tiene en cuenta el acumulado de los tres primeros meses del año, se han vendido 165.579 viviendas, un 26,7% más que en el primer trimestre de 2021.

Desde el portal inmobiliario pisos.com, su director de Estudios, Ferran Font, destaca que “el primer trimestre del año se cierra confirmando la clara tendencia al alza iniciada a mediados del año pasado” y añade que con estas cifras continúa la tendencia iniciada el pasado verano de registros mensuales no vistos, como mínimo, desde hace una década”.

“El crecimiento interanual se mantiene cerca del 25% y, si bien sigue siendo destacable, queda lejos del periodo abril-septiembre donde se registró un crecimiento promedio que superaba el 70%. Analizando lo que ha sucedido en un año natural, los registros siguen creciendo hasta el punto de alcanzar las 600.000 operaciones”, subraya el experto.

Datos del INE

Ferran Font explica que “la existencia de una demanda tan activa ante la subida de tipos ya efectiva desde abril y el valor refugio que significa la vivienda para los inversores conforman un escenario dinámico en la compra de vivienda”. Y señala que esta evolución deberá ir confirmándose en los próximos meses a expensas del impacto a medio plazo que pueda tener el cambio de política de tipos del BCE, la aplicación de la Ley de la Vivienda, el conflicto en Ucrania o la situación de la inflación.

Por otro lado, el 92,1% de las viviendas transmitidas por compraventa en marzo son libres y el 7,9% protegidas. En términos anuales, el número de viviendas libres transmitidas por compraventa aumentó un 26,5% y el de protegidas un 15,6%. El 19,4% de las viviendas transmitidas por compraventa en marzo son nuevas y el 80,6% usadas. El número de operaciones sobre viviendas nuevas sube un 15,7% respecto a marzo de 2021 y el de usadas un 28,3%.

Las comunidades que presentan los mayores incrementos anuales en el número de compraventas de viviendas en marzo son Islas Baleares (99,5%), Comunidad Valenciana (40,1%) y Andalucía (37,1%). Por su parte, los menores aumentos se dan en la Comunidad de Madrid (4,5%), Cantabria (6,5%) y Galicia (10,0%).

Los bancos niegan una burbuja inmobiliaria

Además de los datos de transacciones, a la recuperación del sector inmobiliario hay que añadir los datos de las hipotecas. El número de hipotecas sobre viviendas de la gran banca cerró febrero con un avance del 14%. Sin embargo, todos los representantes de los bancos han asegurado que el mercado está sano y que no se ven los riesgos de la anterior crisis financiera.

De enero a marzo, la gran banca ha producido 63.883 millones de euros en hipotecas. Este dato no es el total, ya que BBVA no lo tiene desagregado por países y/o regiones. El total de las hipotecas de BBVA en todo el grupo alcanza los 92.598 millones de euros. Los 63.883 millones de euros de Banco Santander, CaixaBank, Bankinter y Banco Sabadell suponen un 7,9% más que en el mismo periodo del año anterior.

Asimismo, el Banco de España afirmó en su Informe de Estabilidad Financiera de Primavera 2022 que el mercado de la vivienda en España no presenta ningún síntoma de deterioro ni hay que poner en marcha medidas macroprudenciales. Sin embargo, sí que ha constatado una “pequeña” sobrevaloración de los precios de la vivienda, sin llegar a ser preocupante. De momento, el organismo cree que la sobrevaloración es reducida, pero que hay que prestar atención al comportamiento a futuro del mercado inmobiliario.

Sin embargo, el organismo sí que alertó de la alta exposición de los bancos del país a la vivienda. El organismo supervisor señaló que no hay señales de aplicación de criterios laxos de concesión de créditos hipotecarios, pero “la posibilidad de una cierta transmisión de los efectos de los desequilibrios inmobiliarios dentro del área del euro supone una fuente de riesgo relevante para el sector bancario español”.

Te puede interesar

Comentar ()