Economía

Qué busca Qatar en España, claves de las oportunidades del maná del emir

| DOHA (Enviado especial)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recibe al Emir de Qatar, Tamim bin Hamad Al Thani (d), en el Palacio de la Moncloa, este miércoles, durante la segunda y última jornada de la visita de Estado del emir al país. EFE

A Qatar le interesa aproximarse al tejido empresarial español. Su emir, el jeque Tamim bin Hamad Al Zani, ha aprovechado su visita de Estado a Madrid para anunciar un auténtico maná de dólares, hasta 5.000 millones (unos 4.700 millones de euros), que circularán directamente hacia el capital de firmas españolas en sectores que Doha, con una de las mayores rentas per cápita del planeta, considera estratégicos.

Fuentes qataríes reconocen a El Independiente que esa inyección en la economía española está pendiente aún de ser identificada y cerrada. Una tarea que se desarrollará en los próximos años, pero se han producido ya encuentros con potenciales firmas en cuya capital irrumpir próximamente. Ha comenzado la carrera por detectar oportunidades de negocio. Según ha podido saber este diario, el mayor foco qatarí está actualmente en la innovación y el desarrollo sostenible, con especial énfasis en fintech y agritech, el empleo de nuevas tecnologías aplicadas a los sistemas agropecuarios que permite aumentar productividad y eficiencia.

El mayor foco qatarí está actualmente en la innovación y el desarrollo sostenible, con especial énfasis en fintech y agritech

Un esfuerzo inversor que, además, buscará la expansión de las empresas españolas por el emirato y una región de 200 millones de habitantes que trata de diversificar sus economías, alejándolas de la adicción al petróleo y el gas que ha marcado hasta ahora su prosperidad. “Vamos a redoblar nuestros esfuerzos para ayudar a las empresas españolas a expandirse en Qatar y la región”, indica a este diario el jeque Ali Alwaleed Al Zani, máximo responsable de la Agencia de Promoción a la Inversión de Qatar.

El rey Felipe VI (i) saluda al emir de Catar, Tamim bin Hamad Al Thani (d), antes de la cena de gala que los monarcas españoles ofrecen al mandatario de Qatar y a su esposa Jawaher Bint Hamad Bin Suhaim Al Thani
El rey Felipe VI (i) saluda al emir de Catar, Tamim bin Hamad Al Thani (d), antes de la cena de gala que los monarcas españoles ofrecen al mandatario de Qatar y a su esposa Jawaher Bint Hamad Bin Suhaim Al Thani EFE

Flaquezas y desafíos

Los sectores en los que Doha busca el músculo español están íntimamente relacionados con sus flaquezas y desafíos. “Cuando se trata de España, alrededor 170 empresas operan ya en Qatar. Hemos localizado ya las áreas que tiene más potencial para nosotros y son energías renovables y la sostenibilidad, que para Qatar van a ser un importante foco en el futuro”, subraya el funcionario qatarí, al frente de una de las principales entidades centradas en la inversión del emirato.

“Hay un número importante de oportunidades en campos como la agrotecnología, la movilidad, la sostenibilidad, la energías limpias y el fintech. Hemos dado prioridad a esas áreas y creemos que pueden ser también relevantes en el caso de España”, agrega el jeque. El país, con la tercera reserva de gas natural del mundo, fue plenamente consciente de sus limitaciones en junio de 2017, cuando Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto decretaron un bloqueo regional que concluyó a principios de 2021.

Con una superficie similar a la Región de Murcia y una población de 2,8 millones de habitantes, Qatar ha decidido apostar por acabar con uno de sus Talones de Aquiles: la dependencia alimentaria con el exterior. Y en esa estrategia entra en juego el impulso de la producción agrícola y ganadera y la creación de las condiciones climáticas para su crecimiento, un campo en el que España es líder. Tiene, además, experiencia previa en países de la zona como Egipto u Omán.

Diversificación de la energía

La energía es también otro de los campos de acción. “En el futuro el gas natural será un puente energético hacia las renovables y seguirá cumpliendo un papel importante en el mix energético del futuro”, comenta Alwaleed. “Las renovables no son necesariamente un sustituto del gas. Pueden ser complementarios en la transición a las renovables”, recalca.

“España puede ayudar a Qatar en el desarrollo de su parque fotovoltaico. Tenemos más experiencia y, en algunos sitios similares, condiciones climáticas”, explica a este diario la española Verónica Bermúdez, directora de investigación del Centro de Energía del Qatar Environment and Energy Research Institute (QEERI). Su institución colabora ya con empresas españolas en el sector energético y en la búsqueda de soluciones adaptadas a Qatar.

Uno de los ejemplos de cooperación es el grupo Global Omnium, presidido por Eugenio Calabuig y que es dueño de Aguas de Valencia y su conglomerado de empresas. La firma está presente en el país desde 2015. “Actualmente, tenemos una plantilla estable de 150 personas en Qatar y contamos con el apoyo tecnológico de nuestra sister company Idrica España”, comenta a este diario Enrique Fernández, su representante en el país. Sus actividades en suelo qatarí están centradas en el mantenimiento de las redes de saneamiento y tratamiento de aguas en la zona oeste del país así como el riego inteligente de dos parques públicos y la mejora de dos depuradoras. La vertiente agrícola y su regadío podría ser uno de los ámbitos de expansión.

“Qatar está invirtiendo mucho. Hay proyectos de plantas solares que cubren el 10 por ciento de nuestras necesidades eléctricas”, indica Alwaleed. “En el futuro la intención de Qatar es ser más un proveedor de soluciones energéticas que un exportador de hidrocarburos. Y eso necesita mucha innovación, desarrollo e investigación. Es una oportunidad para España y sus empresas”, añade.

Iberdrola ha firmado un acuerdo para ampliar las actividades de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) de su centro en Doha

En esa línea, Ibedrola -de la que el fondo soberano qatarí es el principal accionista- anunció ayer una expansión de su actividad en el país. La multinacional española firmó con la Agencia de Promoción de la Inversión de Qatar un acuerdo para ampliar las actividades de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) del centro Iberdrola Innovation Middle East que posee en Doha.

Unas instalaciones que precisamente buscan respuestas a los retos relacionados con la innovación y la digitalización de redes eléctricas inteligentes, integración de energías renovables y eficiencia energética. “Se trata de aplicar tecnologías punteras como Big Data y Machine Learning para lograr un sector energético más sostenible”, apunta a este diario Santiago Bañales López, principal responsable de Iberdrola Innovation Middle East.

La entrada en el capital de Iberdrola de la Autoridad de Inversiones de Qatar, el fondo soberano del emirato, ha permitido a la compañía sextuplicar su tamaño, convirtiéndose en la primera empresa de la Bolsa española, con cerca de 70.000 millones de euros de capitalización y en la mayor eléctrica de Europa y una de las cuatro mayores del mundo. Iberdrola tiene cerca de 20.000 megavatios (MW) eólicos terrestres instalados y recoge continuamente datos de más de 7.000 turbinas en todo el mundo. Una experiencia a medio camino entre España y Qatar que puede animar a otros empresarios patrios.

Te puede interesar

Comentar ()