Economía | Empresas

BP, Repsol y Cepsa estudian mantener los 30 céntimos de descuento y alargar la guerra de precios

Una gasolinera de la red de Repsol.

Una gasolinera de la red de Repsol. E. I.

Las grandes petroleras abren la puerta a mantener sus descuentos de gasolina 0,30 euros por litros después de junio. Repsol, BP y Cepsa son las únicas compañías que ofrecen esa cantidad ya que son las principales estaciones de servicio y pueden superar menos márgenes porque obtienen un mayor número de ventas.

Según confirman fuentes del sector energético, las grandes operadoras petrolíferas “se abren a ampliar” las ofertas a sus clientes, una vez que el Gobierno haya anunciado que prorrogará otro trimestre el paquete de medidas para hacer frente a la crisis energética derivada de la invasión rusa en Ucrania.

El descuento a la gasolina y el gasoil, para atenuar el fuerte encarecimiento de los precios en el actual contexto de inflación disparada a raíz de la invasión, debía finalizar este 30 de junio. Al extenderse tres meses más esta bonificación en el consumo de combustible se aplicará en España como poco hasta el próximo 30 de septiembre.

En un primer momento, el Ejecutivo de Pedro Sánchez había sopesado aprobar una alternativa a los descuentos de 0,20 céntimos por cada litro (0,15 euros los paga Hacienda) que exige el real decreto aprobado en abril y cargar el precio de la gasolina a las rentas más altas. Algo que finalmente no ha ocurrido y tan solo se prorrogará el paquete en Consejo de Ministros y, luego, en el Congreso de los Diputados.

Este último paso estuvo cerca de echar por la borda los planes del Gobierno puesto que el espionaje del Estado hacia políticos independentistas provocó que el sentido de la votación fuera negativo por parte de Esquerra Republicana y, tan solo, el sí de Bildu salvó el paquete de medidas contra la guerra.

El Gobierno estima que el impacto presupuestario de esta medida asciende a un total de 1.423 millones de euros. Se incluye la gasolina, el diésel para los coches, el gasóleo B, el gasóleo para uso marítimo, el GLP o gas licuado de petróleo, el GNC o gas natural comprimido, el GNL o gas natural licuado, el bioetanol, mezclas de gasolina con bioetanol o de gasóleo con biodiésel que requieran etiquetado específico y el aditivo AdBlue.

Fase preliminar para el descuento de gasolina

En lo que respecta a los descuentos de las grandes petroleras, fuentes del sector remarcan que «se trata de una fase preliminar de estudio» y no hay ninguna oferta concreta, pero “lo normal” es que sigan vigentes. “Una vez que anuncie una compañía los descuentos, las otras empresas volverán a prorrogar los descuentos”, recalcan las diversas fuentes consultadas del sector petrolero.

Cabe recordar que el descuento de 0,30 euros abrió una dura batalla comercial dentro del sector de las gasolineras. Primero, entre las grandes compañías: Repsol inició una campaña de 0,25 euros, a las que se sumaron luego BP y Cepsa. Días después, aumentó su oferta en otros cinco céntimos, obligando a éstas últimas a igualar la apuesta.

La otra guerra que se abrió en el mercado de las estaciones de servicio fue la de la competencia. Las empresas más pequeñas y low cost se quejaron de que las petroleras más grandes pudieran ofrecer descuentos más grandes debido a su posición de liderazgo, dejando sin apenas márgenes de mejoras a las que tienen menos facturación.

Gasolina en máximos históricos

La posibilidad de que las grandes empresas petroleras extiendan sus ayudas de 0,30 euros, así como la prórroga del paquete para luchar contra el encarecimiento de los costes energéticos, se da con el precio de la gasolina en máximos históricos.

A pesar de que los descuentos de la gasolina y más carburantes provocaron en un primer momento cierto respiro a los bolsillos de los españoles, durante los últimos días de mayo y este inicio de junio se ha vuelto a ver en los paneles de las estaciones de servicio el diésel y la gasolina por encima de los dos euros.

Esta escalada en los precios, que casi se han comido los 20 céntimos que promovió el Gobierno, se debe al nuevo encarecimiento del petróleo. El crudo ha llegado a tocar los 120 dólares por barril ya que la Unión Europea ha decidido dejar de comprar la materia prima a Rusia que llegue desde barco. Además, en un futuro, se compromete a cerrar los oleoductos que une ciertos países de la UE con Moscú.

Te puede interesar

Comentar ()