Economía | Vivienda

El euríbor llegará al 1% y disparará los cambios de hipoteca a tipo fijo

El euríbor alcanza niveles máximos de 2015 y cierra mayo cerca del 0,3%

Un bloque de viviendas de nueva promoción

Un bloque de viviendas de nueva promoción EP

El euríbor está avanzando con fuerza. La inflación, la guerra en Ucrania, la incertidumbre económica… hacen que el índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas variables cierre mayo en positivo por segundo mes consecutivo. A falta del último dato, la estimación de Bloomberg lo sitúa en el 0,286%. Lejos quedan los mínimos históricos que marcó el indicador en enero de 2021, en el -0,505%. Esta subida hará que muchas hipotecas se encarezcan entre 600 y 1.200 euros.

Una de las opciones que tienen los hipotecados para que la subida del euríbor no le suponga un desembolso mayor es subrogar la hipoteca, es decir, cambiar las condiciones de los tipos. Los expertos explican que dependerá del diferencial al que lo tengan contratado, pero estiman que la barrera psicológica del euríbor en el 1% es buena para pasarse a tipo fijo. Antonio Luis Gallardo, responsable de estudios de Asufin, sitúa en el 0,7% el euríbor a final de año, mientras que las estadísticas realizadas por iAhorro lo colocan en el 1,3%, aunque su portavoz, Laura Martínez, explica que dependerá de cómo evolucione el contexto económico y político.

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en el mes de marzo un total de 4.152 hipotecas registraron cambios en sus condiciones de tipo de interés, aún con el euríbor en negativo. De esta manera, se espera que los próximos meses la subrogación aumente. De hecho, Gallardo asegura que ya se está viendo movimiento, porque hay mucha hipoteca viva y la gran mayoría es a tipo variable.

El responsable de estudios de Asufin explica que hay varios tipos de hipoteca variable. Hay una “muy buena” de antes de que estallase la burbuja, que le quedan pocos años de pagar y con unos tipos muy bajos, con un euríbor al 0,5%. Después están las de 2012-2015 “que son lo contrario” con tipos muy altos. Y por último están las recientes, que son con un tipo medio.

Gallardo explica que por el momento la subrogación está siendo “muy rentable” para el segundo tipo, porque tienen tipos de euríbor más 2% “o incluso más caros”, pero tienen una ventaja y es que han amortizado mucho la deuda por lo que al banco se hace con una hipoteca con muchas garantías.

Pero matiza que para aquellos que tengan una hipoteca de 2005, que le queda poco por pagar y que aún se pueden desgravar tienen que esperar y seguir amortizando “porque no hay una alternativa mejor”. Los bancos, en la subrogación, ofrecen los mismos tipos fijos que están ofreciendo a hipotecados nuevos o incluso mejores, porque el hipotecado está ofreciendo un producto con garantía. Antonio Luis Gallardo recuerda que el cambio de condiciones tiene costes para el hipotecado, pero “son gastos que se pueden diluir bien en 2-3 años”.

La portavoz de iAhorro está de acuerdo con que el 1% es la barrera psicológica para el cambio, pero insiste en que dependerá del diferencial. “La hipoteca fija te la están dando al 1,5%-2%, si el euríbor se coloca en el 1% y tienes un diferencial del 0,99% ya estarías en el 2%”, apunta.

No hay datos concretos, pero la estimación es que de cada 10 hipotecas entre 6 y 7 sean a tipo variable. Martínez asegura que España siempre ha sido un país que se decantaba por los préstamos variables. Los datos no mienten, ya que en 2012 solo un 5% de las hipotecas nuevas se firmaban a tipo fijo. No obstante es una tendencia que se ha revertido en los últimos cinco años y ahora se puede ver que un 75% de los préstamos hipotecarios de nueva creación son a tipo fijo.

En los últimos años, los bancos estaban ofreciendo más baratas las hipotecas a tipo fijo, porque “con una fija barata ganaban más dinero que con una variable, porque el euríbor estaba en el -0,5%”, explica Laura Martínez. Sin embargo, asegura que se empezará a ver un cambio porque el euríbor está subiendo y los bancos volverán a ganar dinero con las variables “su estrategia será poner las variables más baratas”.

Antonio Luis Gallardo asegura que las hipotecas fijas ya están subiendo por las subidas del euríbor. Según sus datos de diciembre a marzo de 2022 la subida del euríbor fue del 0,63% y de media la subida de las hipotecas fija fue del 0,38%. Según el experto, la hipoteca variable bajará de precio a partir de verano, aunque matiza que habrá clientes que pagarán más por el miedo de que suba más el euríbor y contratará fija. “No se verán tasas de representación de hipotecas fijas tan bajas del 5% como en 2012, pero la paridad se verá en 2023”, es decir, que las hipotecas nuevas serán en un 50% a tipo fijo y en otro 50% a variable.

Te puede interesar

Comentar ()