Economía | Empresas

El 70% de las agencias de viajes no superará este verano a 2019 pese al 'boom' del turismo

Sólo un 20% reconoce mantener algún empleado bajo un ERTE, pero cuatro de cada diez encuentra problemas para contratar nuevos profesionales

Pasajeros procedentes de un vuelo con origen Gran Bretaña salen del Aeropuerto de Ibiza

Pasajeros procedentes de un vuelo con origen Gran Bretaña salen del Aeropuerto de Ibiza. EP

Las agencias de viajes son el eslabón de la cadena turística al que más tarde va a llegar la recuperación tras el golpe de la pandemia. A pesar de la explosión de viajes que se espera para este verano, sólo un 33% de las agencias espera facturar más que en 2019.

Es una de las conclusiones de la encuesta realizada por la Asociación Corporativa de Agencias de Viajes Especializadas (ACAVE) entre 450 asociadas de todo el territorio nacional. La esperanza de otro 24% es alcanzar los volúmenes de negocio previos a la llegada de la crisis sanitaria, mientras un 20% de los encuestados calcula que sus resultados estarán entre un 5 y un 15% por debajo de la campaña de verano de 2019, otro 23% calcula que su resultado será un 16% inferior al del último verano prepandemia.

Tras una buena semana santa y un potente mes de mayo, ocho de cada diez agencias de viajes dice haber dejado de recurrir a los mecanismos de ERTE para sus trabajadores. De hecho, sólo un 20% reconoce mantener algún empleado bajo esta modalidad de regulación temporal de empleo. Apenas habría ahora afectados por ERTE solo un 6% de los 60.000 trabajadores del sector. Sin embargo, casi cuatro de cada 10 agencias aseguran estar teniendo problemas para contratar nuevos profesionales.

«El arranque de Semana Santa fue mucho mejor de lo esperado, pero estos dos últimos meses el sector ha registrado una recuperación sin precedentes que está permitiendo que la mayoría de las agencias de viajes dejen atrás definitivamente la situación de riesgo», dice el presidente de Acave, Jordi Martí. Al desaparecer las restricciones, «la gente ha tenido un comportamiento de botella de champán, con una explosión de demanda que en ningún caso preveíamos», añade.

Pero las buenas expectativas también van acompañadas de cautelas por el efecto que puede tener sobre los viajes la actual coyuntura económica provocada por la invasión rusa de Ucrania. De hecho, el conflicto bélico ha provocado una ralentización del ritmo de reservas en casi la mitad de las agencias.

En cuanto al alza de precios y la inflación, un 34,5% de los encuestados sí
que está notando una bajada de las reservas por este motivo, un 65,5% no cree que haya ninguna afectación.

Respecto al tiempo con el que los viajeros reservan sus viajes, la encuesta revela que casi el 70% de las agencias afirma que se realizan con entre uno y tres meses de antelación y sólo un 17% dice que con un margen superior. Además, hay otro 16% de las agencias que considera que la mayoría de las reservas llegarán cuando queden entre dos y tres semanas para realizar el viaje.

Baleares, Canarias y los destinos de la cosa mediterránea como Cataluña y Andalucía son los destinos nacionales que más fuerza están tomando para este verano. Después están los destinos de las costas atlánticas y los destinos de turismo rural.

En cuanto a los destinos en el extranjero, especial potencia tiene para este verano Estados Unidos y países de Oriente Próximo, seguidos de costas e islas europeas, capitales europeas, los cruceros, países africanos y safaris. Por contra, se registra una menor demanda para visitar países de Latinoamérica y de Asia, donde todavía existen muchas restricciones por los rebrotes de coronavirus.

Respecto a las agencias de turismo receptivo, la mitad espera igualar o superar las cifras del último verano previo a la pandemia. Aquellas que se mantendrán por debajo de aquellos niveles de facturación es encuentran afectadas por el conflicto bélico ucraniano, ya que trabajaban con clientes rusos o de países de Europa del Este.

Te puede interesar

Comentar ()