Economía | Empresas

Las agencias de viajes encaran la recuperación definitiva

Varios paneles de salidas en el aeropuerto Adolfo Suárez, Madrid-Barajas.

Varios paneles de salidas en el aeropuerto Adolfo Suárez, Madrid-Barajas. EP

El sector de las agencias de viajes encara la recuperación definitiva. Este modelo de negocio viaja en el vagón de cola del sector turístico. Mientras hoteles y aerolíneas van recuperando el pulso, las oficinas de viajes aún siguen peleando por sacar la cabeza. Y no lo tienen fácil.

El modelo de espacio físico en el que contratar un paquete vacacional pierde fuerza ante el incremento de los canales digitales y la organización autónoma de los viajes por parte de los turistas, sin acudir a ningún intermediario. Algunas grandes hoteleras destacan cada vez más el incremento de clientes por sus canales de venta directa.

Sin embargo, las agencias se reivindican como un valor seguro en tiempos de pandemia. «En los últimos tiempos, la seguridad ha sido uno de los principales criterios a la hora de elegir el viaje. La persona que va a una agencia busca este asesoramiento y la garantía de que si falla algo durante el viaje, va a tener a alguien que le va a asistir y dar servicio», explica la gerente de la Asociación Corporativa de Agencias de Viajes Especializadas (Acave), Catiana Tur.

«La información que se facilita de los destinos y cómo entrar en ellos, es importantísimo. Si no se dispone de esta información correctamente, puede que te quedes en el aeropuerto sin poder viajar. Estos son criterios que los clientes valoran mucho a día de hoy a la hora de acudir a la agencia», abunda.

Aunque los seguros de viaje son un producto que las agencias vienen ofreciendo desde hace años, gracias a la crisis sanitaria estas coberturas han crecido exponencialmente. Además, se han adaptado a los nuevos requisitos y necesidades derivadas de la covid-19. En especial, a las cancelaciones.

Por su parte, la duración de los viajes, dice Tur, no es que haya cambiado mucho. Pero sí se han modificado las preferencias en cuanto a los destinos. Durante estos dos últimos años, los viajes nacionales han ganado peso por las restricciones a la movilidad internacional y han hecho que la duración media del viaje sea menor, pero con mayor número de desplazamientos.

«De cara a este verano, los destinos de media distancia van a tener mucha fuerza y vemos cómo está creciendo los de larga distancia, donde se mantienen las duraciones de diez días, que es lo necesario para hacerlo cómodamente», añade.

El sector vive ahora mismo un momento de transformación y reorganización para adaptar su estructura a los nuevos tiempos. Son varias las compañías que se han fusionado en los últimos dos años. Y otras tantas las que han tenido que recurrir a mecanismos de ajuste de plantilla como los ERE o los ERTE.

Precisamente, la filial de viajes del grupo El Corte Inglés ha decidido desactivar el ERTE que afectaba a su plantilla ante el incremento de la actividad. Inicialmente, estaba activo hasta el mes de septiembre. Sin embargo, ejecutará en los próximos días el ERE pactado con el sindicato Fasga para la salida de hasta 475 empleados.

Por su parte, la división de viajes de Barceló (Ávoris), también ha aplicado un ERTE por causas económicas técnicas y organizativas desde el 1 de abril hasta el 30 de junio de 2022 para casi el 30% de sus 6.000 empleados.

Según un estudio realizado por Acave entre sus asociados, casi un 60% de las agencias ya tiene todo el personal fuera de ERTE, pero un 40% sigue necesitando ayudas y ha tenido que solicitar el mecanismo RED aprobado por el Gobierno para este sector.

Las agencias emisoras encuestadas tienen buenas perspectivas para la temporada de verano, y esperan que los españoles retomen sus hábitos de viajes tanto para vacaciones en España como en otros países. En este sentido, un 44% considera que el nivel de reservas y facturación de la temporada de verano se situará todavía entre un 20 y un 40% por debajo de 2019, mientras que un 22% de las agencias emisoras esperan repetir este verano los resultados de 2019.

Las agencias receptivas han dibujado unas previsiones muy similares a las emisoras en lo que se refiere a la temporada de verano. En este sentido, un 42% cree que sus resultados serán entre un 20 y un 40% menos que su mejor resultado en 2019, mientras que un 12,5% confían en repetir los resultados de 2019.

Te puede interesar

Comentar ()