Economía

CaixaBank obliga a los clientes de Bankia a pagar 36 euros si quieren conservar la tarjeta de débito

Todos los clientes de Bankia se han pasado al programa ‘Día a día’ de CaixaBank y tendrán tarjeta de crédito gratuita, pero no de débito

Montaje con los logotipos de Bankia y Caixabank.

Montaje con los logotipos de Bankia y Caixabank. EFE

La fusión de CaixaBank y Bankia comenzó en septiembre de 2020, en junio de 2021 se culminó la unificación de ambas marcas y en noviembre del mismo año finalizó la integración tecnológica de ambas entidades. En todo este tiempo, los clientes de la ya inexistente Bankia han ido incorporándose a la base de CaixaBank y obteniendo los productos de esa entidad. Sin embargo, los clientes de Bankia que quieran conservar una tarjeta de débito tendrán que pagar 36 euros al año a partir del 1 de julio.

Hasta ahora, los clientes de origen Bankia vinculados que hayan pasado de ‘Por ser tú’ a ‘Día a día’ han podido mantener su tarjeta de débito gratuita. Según fuentes de la entidad, todos los clientes de ‘Por ser tú’ se han pasado a ‘Día a día’, salvo casos concretos como los jóvenes que se han pasado a Imagin. Así que si quieren conservar la tarjeta de débito tendrán que pagar esa comisión, ya que no hay opción gratuita.

Sin embargo, como miembros de ‘Día a Día’ pueden contratar ‘MyCard’ o cualquier otro tipo de tarjeta de crédito de CaixaBank y beneficiarse de la bonificación que les corresponde por formar parte del programa de clientes vinculados. Los clientes con la tarjeta ‘My Card’ pueden decidir el plazo para que les carguen las compras, que es desde dos días, a final de mes o fraccionamiento mensual.

Muchos de los clientes de Bankia ya comenzaron a pagar por el mantenimiento de las tarjetas de débito en enero de 2022, aunque los que cumplían las condiciones del programa ‘Por ser tú’ de Bankia no han pagado por esa tarjeta de débito hasta este 1 de julio, que ya se ha extinguido ese programa.

CaixaBank ya estaba llevando a cabo esta práctica con sus clientes, que desde el pasado 2020 pagan 36 euros si quieren mantener activa la tarjeta de débito. No hay forma de bonificar, la única alternativa es contratar una de sus tarjetas de crédito sin comisiones.

Según los cálculos de la entidad, tres de cada cuatro clientes de CaixaBank están exentos de pagar comisiones por la operativa y servicios financieros más habituales. En total, supone que más de 13,6 millones de clientes tendrán gratis la operativa más usual con el banco.

La tarjeta ‘My Card’ es gratuita siempre y cuando se cumplan las condiciones de vinculación de ‘Día a Día’ que, según la entidad, es “muy fácil” cumplirlas. El cliente ha de cumplir uno de los siguientes requisitos: tener domiciliada nómina o ingresos superior a 600 euros al mes o 6.000 euros anuales; pensión o prestación por desempleo superior a 300 euros al mes; o un saldo superior a 20.000 euros en alguno de estos productos: fondos de inversión, carteras de fondos, carteras gestionadas, estructurados, seguros de ahorro, planes de pensiones individuales. Y, además, disponer de uno de estos servicios mínimos: tres o más recibos domiciliados en CaixaBank o tres o más compras con tarjeta de crédito al trimestre.

La cuota es también gratuita para los usuarios menores de 26 años y con perfil digital, así como para los nuevos clientes durante un periodo de seis meses. Igualmente, quienes cumplen criterios de vulnerabilidad han dejado de pagar comisiones tras la fusión legal a final de marzo pasado, y a partir de enero serán dados de alta de manera automática en la cuenta social de la entidad, con la que seguirán sin abonar coste alguno.

Te puede interesar

Comentar ()