Economía

Bankinter gana hasta junio 271 millones de euros, un 11% más, pese a la salida de Línea Directa

La tasa de morosidad ha descendido hasta el 2,11% sin ver incidencias provenientes del entorno económico actual

Bankinter gana un 8,4% más en el primer semestre, hasta los 261 millones.

María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter. Europa Press

El Grupo Bankinter alcanza al 30 de junio de 2022 un beneficio neto de 271 millones de euros, un 10,8% más respecto al primer semestre de 2021 cuando incluyó cuatro meses de ingresos procedentes de Línea Directa y se anotó la plusvalía por la salida a Bolsa de la aseguradora, ha informado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Según ha comunicado la entidad, el beneficio neto procedente de la actividad bancaria en ambos periodos comparados, el incremento es de un 32%. Bankinter destaca que todas las líneas de negocio y márgenes de la cuenta de resultados, así como los principales indicadores, «muestran crecimientos respecto al mismo periodo de 2021», lo que le ha permitido compensar con los ingresos puramente bancarios los procedentes de Línea Directa, cuya segregación del banco se produjo a finales de abril de 2021.

Por su parte, el resultado antes de impuestos de la actividad bancaria alcanzó los 373,9 millones de euros, lo que en términos comparables supone un 30% más que el año anterior.

Por el momento, el banco no advierte incidencias relevantes derivadas del actual entorno económico en cuanto a la morosidad, que se ha situado en el 2,11% frente al 2,34% del año anterior. Además, Bankinter apunta que la amplia mayoría de los crédito ICO han finalizado sus carencias.

En cuanto a la ratio de morosidad, se sitúa en el 2,11% frente al 2,34% de hace un año, sin advertirse, por el momento, incidencias relevantes derivadas del actual entorno económico, y cuando la amplia mayoría de los ICO han finalizado sus carencias, con un ratio de mora de 2,2%. No obstante, el banco ha fortalecido la cobertura de esa morosidad hasta el 64,7% frente al 62,5% de hace un año, con el fin de prevenir cualquier empeoramiento del entorno.

Por lo que respecta a la rentabilidad sobre recursos propios del banco, ROE, se sitúa en el 11,6%, con un ROTE del 12,3%. La ratio de capital CET1 fully loaded alcanza ya el 11,9%, muy por encima del umbral mínimo exigido a Bankinter por el BCE, que es del 7,726%, la menor entre la banca cotizada en España.

En cuanto a la ratio de eficiencia, pasa del 44,9% al 44,4%; en España, es del 40,5 % acumulado a junio.

La entidad explica que la ratio de depósitos de clientes sobre créditos es del 108,4%, cuatro puntos porcentuales más que hace un año; el volumen de la inversión crediticia a clientes subió un 8,3 % -un 5,6 % en España- hasta 72.445,9 millones de euros.

En cuanto a los recursos minoristas de clientes, se elevaron a 77.546,8 millones de euros, un 13 % más, tanto en España como a nivel global.

Por lo que respecta a los márgenes, el de intereses alcanza al finalizar el semestre 665,7 millones de euros, un 4,1% más que en el mismo periodo de 2021, y el bruto se sitúa en 962,8 millones de euros, lo que supone un aumento del 5,3 %.

Un 69% de esos ingresos, aclara la entidad, proceden del margen de intereses, y un 32% de las comisiones derivadas de la actividad del negocio, que suman en el semestre un total de 303 millones de euros, con un crecimiento respecto al primer semestre de 2021 del 15%.

Del negocio de gestión de activos proceden 102 millones de euros, un 11 % más; de cobros y pagos, 77 millones, un 31 % más, y del negocio de valores, 60 millones.

El margen de explotación antes de provisiones alcanzó 535,1 millones de euros, con un crecimiento del 6,1 %, tras absorber unos costes operativos de 428 millones, un 4,2 % por encima de los del mismo periodo de 2021.

Crecimiento en clientes y en hipotecas

En cuanto al negocio de Banca Comercial, refleja la mayor actividad del banco con los clientes particulares, que se ha traducido en mejores cifras de captación de clientes y en el crecimiento de la cartera en todo tipo de productos y en todos los segmentos. Así, el patrimonio gestionado en Banca Privada, 50.100 millones de euros, es un 7% superior al de hace un año y se mantiene en cifras similares al de finales de 2021 pese a las caídas generalizadas en todos los mercados, las cuales han tenido un efecto negativo sobre el patrimonio de 3.100 millones de euros. No obstante, el patrimonio neto nuevo captado en el semestre ha sido de 2.900 millones de euros.

En Banca Personal el crecimiento del patrimonio, año contra año, ha sido del 15%, hasta los 32.600 millones de euros. El patrimonio neto nuevo captado en este segmento fue de 1.500 millones en el semestre, y con un efecto mercado negativo de 1.300 millones.

Todas las categorías de productos de Banca Comercial han tenido un comportamiento positivo. Este es el caso de la Cuenta Nómina, uno de los principales focos de captación del banco, cuyo saldo se sitúa a junio de este año en 16.500 millones de euros, un 17% más que hace un año, impulsando su ritmo de crecimiento pese al surgimiento en el mercado de otro tipo de propuestas comerciales en competencia directa con ésta.

En el lado del activo, la cartera de hipotecas residenciales suma al cierre de este primer semestre un volumen de 32.800 millones de euros, que engloba tanto las hipotecas en España y Portugal, bajo la marca Bankinter, como las de EVO Banco o las comercializadas en Irlanda bajo la marca Avant Money. El crecimiento de la cartera hipotecaria en España ha sido del 6,3%, frente a unos datos a mayo del sector del 1,4% más. La nueva producción hipotecaria del semestre ascendió a 3.400 millones de euros, un 15% más que en el mismo periodo de 2021.

Por geografías

Respecto al resto de geografías en las que está presente el banco, cabe destacar la excelente evolución de los indicadores de negocio de Bankinter Portugal, con una cartera de inversión que crece un 10%, hasta los 7.500 millones de euros.

En cuanto a los recursos de clientes, el crecimiento es del 19%, hasta los 6.500 millones. Todo ese crecimiento del balance se traduce en mejoras en todos los márgenes de la cuenta, empezando por el margen de intereses, un 11% más que hace un año; o el margen bruto, que crece un 9%, con un fuerte impulso de las comisiones.

Todo ello concluye en un resultado antes de provisiones de 37 millones de euros, un 14% superior al de hace un año. Y con un resultado antes de impuestos de 30 millones de euros, un 16% más.

En cuanto a la actividad de Bankinter Consumer Finance, refleja en sus cifras la recuperación del consumo en los últimos meses. La cartera de inversión se incrementa un 41% en comparación con el primer semestre de 2021, hasta los 4.400 millones de euros, con una nueva producción de 1.400 millones. La mitad de esa cartera de inversión está compuesta por préstamos al consumo, por valor de 2.200 millones de euros, que crecen en el año un 28%, siendo la segunda partida más importante las hipotecas comercializadas en Irlanda a través de la marca Avant Money, que suman 887 millones, con un crecimiento del 512%.

Esta marca, Avant Money agrupa actualmente una cartera, entre financiación al consumo e hipotecas, de 1.500 millones de euros, superior en un 144% a la de hace un año. La ratio de mora de la cartera de Avant Money es muy reducida: del 0,5%.

Y en lo que se refiere a EVO Banco, experimenta en su cartera de inversión crediticia un crecimiento muy notable en estos últimos doce meses, del 46%, hasta los 2.265 millones de euros. Las nuevas hipotecas firmadas durante este semestre tienen un valor de 467 millones de euros, un 25% superior a lo suscrito en el primer semestre de 2021. EVO Banco, la marca digital de Bankinter, también ha impulsado la captación de nuevos clientes, que llegan a junio a los 701.000.

Te puede interesar

Comentar ()