Economía | Empresas

Endesa gana un 12% menos por el encarecimiento del gas

La compañía alega la difícil situación que vive el sector por el alza del gas

Fachada de la sede de Endesa en Madrid

Fachada de la sede de Endesa en Madrid Europa Press

El encarecimiento de los precios de las materias primas para generar electricidad pasa factura a Endesa. La compañía ha presentado este miércoles a cierre de mercado los resultados pertenecientes al primer semestre y lo hace ganando 734 millones de euros, un 12% menos.

La compañía ha dejado claro que el negocio al que se dedica se encuentra en un «contexto adverso» por el estallido de la guerra y el repunte de las materias primas. De hecho, hace hincapié en el encarecimiento del gas, que se ha disparado un 305% en el último año.

En este sentido, la empresa subraya que «el coste medio de la electricidad en el mercado mayorista ibérico ha crecido un 252%, hasta 206 euros. Un nivel que sitúa a España y Portugal en el entorno del resto de principales países europeos como Alemania (186 euros), Francia (229 euros), Italia (249 euro) o Reino Unido (210 euros)». Con todo, y a pesar del entorno desfavorable, Endesa mantiene sus objetivos para final de año.

No obstante, contando con la operación de segregación del negocio de movilidad eléctrica, con la venta de una participación de la nueva sociedad Endesa X Way, ha generado una plusvalía que es la que marca el aumento del beneficio neto del 10%.

En cuanto al comportamiento de las principales magnitudes económicas, la empresa ha obtenido un ebitda (beneficio bruto de explotación) de 1.950 millones, un 4% superior al del primer semestre del año anterior en términos comparables. Ello excluyendo el impacto positivo extraordinario derivado de la venta del 51% del negocio de movilidad eléctrica a su matriz, Enel, en abril pasado. Teniéndolo en cuenta, el ebitda asciende un 17%.

La deuda neta de la compañía alcanza los 10.275 millones de euros, lo que supone un alza de 1.470 millones respecto al cierre de 2021 derivada del alza de las inversiones, de la coyuntural evolución negativa del flujo libre de caja (negativo en 169 millones, fuertemente afectado por el aumento de las partidas regulatorias pendientes de cobro por valor de 733 millones, además del alza de las materias primas y los peajes) y del pago del dividendo a cuenta de los resultados de 2021 realizado en enero (536 millones).

En referencia a los resultados, Luca Passa, director general financiero ha aseverado que la empresa se encuentra en «el buen camino, pese a las complicadas condiciones vividas en la primera mitad del año, para cumplir nuestras previsiones para el conjunto de 2022: un ebitda de 4.100 millones y un beneficio neto ordinario de 1.800 millones».

Te puede interesar

Comentar ()