Economía | Empresas

El tope del gas frena la facturación de las eléctricas pese a ingresar un 54% más que hace un año

Las compañías suministradores de gas y electricidad lograron ingresar 1.250 millones en una semana

Imagen de una factura de electricidad

Una factura eléctrica

El impacto del tope del gas se deja notar en la facturación de las empresas energéticas. Según los datos recopilados por la Agencia Tributaria en el seguimiento de ventas interiores diarias, las empresas dedicadas al suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado, consiguieron una facturación media diaria de 170 millones de euros. O lo que es lo mismo, 1.250 millones en una semana. Cifras inferiores a las de la semana pasada.

Estos números son netamente superiores a las del año anterior, cuando las eléctricas consiguieron ingresar a sus cuentas un montante total de 770 millones de euros. Es decir, que a pesar del tope del gas, las compañías incrementaron su facturación un 54% más que hace un año.

No obstante, los ingresos del sector eléctrico -según los datos de Hacienda- se han moderado. En la semana del 14 de junio, última en la que no estaba incluido el tope del gas, las compañías del sector obtuvieron una facturación por valor de 195,6 millones diarios, el récord del mes. Bien es cierto, que desde abril, mes en el que se batieron todos los récords con 222 millones de facturación diaria, los ingresos han ido menguando.

Este 2022, las empresas han conseguido multiplicar de manera exponencial su facturación. Y eso, que en ella ya se descuenta el IVA, que desde hace un año pasó del 21% al 10%. Hace dos semanas, el Gobierno volvió a rebajar este impuesto al 5%.

Por ejemplo, el pasado enero, las compañías ingresaron un 105% más que en el mismo período del año anterior, aún sin estar de por medio la guerra en Ucrania. En marzo, mes en el que se produjo la invasión, Iberdrola, Endesa o Naturgy alcanzaron un pico de ingresos de hasta el 130% más que en marzo de 2021.

El tope al gas es una medida que entró en vigor el pasado 15 de junio para limitar el precio del gas y así contener la inflación. Una suerte de mecanismo que sirve de cortafuegos contra la volatilidad de los precios internacionales del gas tras la guerra que se está disputando en Ucrania.

En este sentido, la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica y para el Reto Demográfico, Teresa Ribera, aseguró en el Congreso que en los primeros 15 días de aplicación del tope al gas se han reducido en 250 millones de euros los ‘beneficios caídos del cielo’ de las eléctricas.

La ministra también dijo que la ‘excepción ibérica’, como se conoce al mecanismo aplicado por los gobiernos de España y Portugal para limitar el precio del gas para generación eléctrica, ha “demostrado ser efectiva” para reducir los precios del mercado, proteger a los consumidores y reducir dichos beneficios.

El Gobierno, dado el impacto que el encarecimiento de los precios de la energía está teniendo en los beneficios de los operadores energéticos más relevantes, está ya estudiando los impuestos que han incorporado otros países europeos para tomar nota, en particular el de Italia, donde se ha aprobado un impuesto extraordinario y puntual del 25% a los beneficios.

Nuevo récord en la facturación de las gasolineras

Otro de los sectores en los que no deja de crecer la facturación es el de las estaciones de servicio. Este periódico ya ha contado que desde que se iniciara la crisis energética derivada de la guerra, las gasolineras han facturado más.

Pues bien, en la penúltima semana de julio las estaciones de servicios volvieron a pulverizar todos los registros y sumaron una facturación diaria de 37 millones de euros. Es decir, las gasolineras llegaron a ingresar un total de 350 millones de euros a la semana.

Según los datos recogidos por Hacienda, los establecimientos dedicados al comercio al por menor de combustible para la automoción lograron aumentar un 60% en la misma semana que la del año pasado.

Los precios de los carburantes se han disparado a máximos históricos y llenar un depósito de un coche cuesta hasta 117 euros. Los 4,5 millones de desplazamientos que se prevén desde julio sufrirán un incremento de precios respecto al año pasado del 68% en el diésel y el 54% en la gasolina.

Te puede interesar

Comentar ()